martes, 21 de enero de 2014

Ministerio de Turismo avanzará este año hacia el Sistema Nacional de Turismo Social

Turistas en autobús
Unos 60.000 beneficiarios vacacionaron en el país en 2013 en el marco de los distintos programas que llevan adelante el ministerio, el Banco de Previsión Social (BPS) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). La cartera proyecta ahora concretar un Sistema Nacional de Turismo Social, que sume los esfuerzos de sus organizaciones a favor de la calidad de los servicios.
El Ministerio de Turismo y Deporte (MINTURD) dirigirá sus pasos este año 2014 hacia la instalación de un Sistema Nacional de Turismo Social que, bajo su liderazgo, incluya a otros organismos que han desarrollado esta modalidad, como el BPS y a la ANEP.

El año pasado, esta cartera movilizó 5.000 personas en programas formales (quinceañeras, empleadas domésticas, peones rurales, trabajadores, jubilados) e informales (grupos que no son organizados por el MINTURD y le solicitan transporte y guías turísticos).

Por su parte, el BPS posibilitó vacaciones a 25.000 jubilados y pensionistas en sus colonias de Raigón y Las Cañas, en el Parque de Vacaciones UTE-ANTEL y en el Argentino Hotel de Piriápolis, mientras que en el ámbito de la ANEP viajaron 30.000 alumnos y docentes.

El responsable del área del MINTURD, Alberto Torelli, indicó que la cartera ha consolidado 130 puntos de salida, 26 destinos en el país y una red de transportistas que podría beneficiar a las instituciones participantes y sumar esfuerzos para mejorar la calidad de los servicios turísticos.

Respaldo privado al proceso“Uruguay nunca había tenido un plan de turismo social de estas características, es una innovación y para nosotros era un compromiso programático de la coalición de gobierno”, aseveró a la Secretaría de Comunicación la ministra Liliam Kechichian.

“Cuando hace dos o tres años hicimos un llamado, no se presentó nadie, porque en ese momento no confiaban en el crecimiento del turismo social”, recordó. Pero hoy “es una realidad y una parte considerable del sector privado acompaña muy entusiasmada este proceso”, observó.

Esta modalidad de turismo, pensada para adolescentes beneficiarias de Asignaciones Familiares, domésticas, peones rurales, trabajadores y personas de la tercera edad, fue extendida al Fondo Social de la Construcción, a la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (FUECYS) y a otros sindicatos”, describió.

“Es un producto ideal para los trabajadores sindicalizados y sus familias”, añadió.

Los programas de turismo social del MINTURD han permitido que muchas personas que no tenían incorporado el hábito de viajar lo pudieran hacer, a un costo reducido y con facilidades de financiación, con diferentes lugares de destino de interés turístico, al tiempo de relacionarse con sus pares.

“Este año 2014 va a ser de crecimiento sustancial para el sector, porque el MINTURD tiene un muy buen equipo de trabajo con una excelente coordinación con el BPS que, en la tercera edad, se convirtió en un socio estratégico. Este organismo tiene el know how necesario en los 600.000 jubilados y pensionistas que pueden ser potenciales clientes del turismo social”, apuntó.

Colonia y Atlántida: apropiados para implantar modelos de accesibilidadKechichian, consultada sobre la incorporación de personas con capacidades diferentes como un nuevo sector del turismo social, dijo que la infraestructura hotelera debe acompasarse a las exigencias de estas personas. “Ese es un tema donde Uruguay todavía tiene mucho por hacer”, reconoció.

“Además de un derecho, resulta un negocio muy interesante”, sostuvo la secretaria de Estado. “Los países que se preparan para recibir a personas con capacidades diferentes tienen un enorme éxito económico porque eligen los lugares accesibles para sus dificultades y donde puedan ser bien recibidos”, aseveró. Además, las personas con capacidades diferentes “viajan acompañadas de una, dos o tres personas”, agregó.

El MINTURD se ha relacionado con la española Fundación Once, una organización con larga tradición en el trabajo de la discapacidad y el turismo que envió representantes a Colonia y Atlántida, lugares que la cartera consideró apropiados para implantar modelos de accesibilidad.

La ministra indicó que hoteles en Montevideo y Colonia —y en breve en Canelones— comenzaron a incorporar kits en sistema Braille con instrucciones y señalizaciones destinados a personas con capacidades diferentes.
  • Articulo publicado en Presidencia. Uruguay