miércoles, 19 de febrero de 2014

“Llueva o truene, vacaciones”


Campaña de turismo interno en Uruguay


Tras atravesar un período de lluvias desusado para la época, con precipitaciones que superaron hasta seis y siete veces lo habitual, Uruguay renueva su campaña promocional, apuntando a Brasil y Chile así como al turismo interno. Para el público local los anuncios, al menos las piezas de radio, llevan el eslogan “llueva o truene, vacaciones”.


Los operadores de los balnearios de la costa uruguaya coinciden en que la actual temporada ha reportado ingresos menores que los veranos anteriores.
Exceptuando los buenos resultados obtenidos por la hotelería de Montevideo, con una ocupación que superó los promedios de la época, en la costa Este los hoteles, restaurantes y otras empresas se vieron afectados por el menor caudal de turistas argentinos y la reducción en el gasto de muchos de quienes cruzaron a Uruguay.  
El turismo extranjero cayó 9% en el primer mes del año con una reducción de 16% en el número de argentinos, principal mercado de Uruguay.
Además, el mal tiempo –lluvias intensas y temporales de viento- ahuyentó a muchos visitantes y provocó cambios en el comportamiento de los consumidores que acentuaron aún más los problemas exhibidos por las distintas gremiales empresariales en la primera reunión anual de la Cámara de Turismo.
Punta del Este.
Punta del Este.
"Ningún sector está satisfecho con la temporada en Uruguay”, dijo el presidente de la Camtur, Luis Borsari.
"Hay mucha gente que comenta que deja los alquileres por la mitad o las estadías en los hoteles entonces está habiendo una afectación directa en el normal desarrollo de la temporada", dijo Martín Laventure, alcalde de Punta del Este, en los primeros días de febrero.
Diversos balnearios de la costa de Canelones, Maldonado y Rocha sufrieron inundaciones y vieron afectada su infraestructura, en particular calles y caminos.
Para lo que resta de la temporada, que incluye la Semana de Carnaval –la primera de marzo- el Ministerio de Turismo renovó su campaña promocional y lo mismo han hecho algunos destinos en los que los operadores ofrecen tarifas con descuento de hasta 30% en alojamiento –hoteles, alquileres- y otras promociones.
En balnearios como Punta del Diablo, que sufrió roturas de calles, las expectativas son positivas para Carnaval, cuando los niveles de precios se recuperan y alcanzan los del pico de la temporada, que coincide con las fiestas de Año Nuevo y los primeros días de enero.
El subsecretario Antonio Carámbula señaló que Brasil y Chile serían los mercados a los que se apuntaría, para reforzar la presencia de visitantes de estos países. Además, una nueva campaña dirigida al turismo interno lleva como eslogan la frase: “Llueva o truene, vacaciones”.
La Paloma

Piriápolis
                                   
La Pedrera


Costa de Oro

Atlátinda

Punta del Diablo

Cabo Polonio

José Ignacio



Artículo publicado en Hosteltur. Uruguay