domingo, 23 de febrero de 2014

Retorno de uruguayos al país marca un hito migratorio



En tres años retornaron al país 8314 uruguayos que vivían en el exterior. Solo en 2013 lo hicieron 2164 personas. El 60% de los retornados proviene de España. La mayoría tienen entre 30 y 50 años y vuelven a Uruguay por un tema económico. Tres de cada cuatro declararon que sus condiciones de vida en el país donde residían eran buenas.
El retorno de uruguayos al país en 2013 continuó destacándose como un hito histórico en materia migratoria, según destaca un informe del Ministerio de Relaciones Exteriores publicado este viernes, y al que accedió El Espectador. 

Entre enero y diciembre del año pasado, 2164 uruguayos pasaron por la Oficina de Retorno y Bienvenida de Cancillería para plantear su vuelta al país. Es, de todas formas, la menor cifra de retorno desde 2011, año en el cual volvieron 2792 compatriotas. En 2012 lo habían en hecho 3358 por lo que en los últimos tres años  8314 uruguayos.

Durante el año pasado el promedio fue de 240 retornos al mes. 

Como sucede por lo menos desde los últimos tres años, la mayoría de los uruguayos que regresan lo hacen desde España, donde la crisis económica redujo sustancialmente la existencia de empleos. 

De ese país proceden 1433  de los 2194 retornos. Lo sigue Estados Unidos, con 215, y Argentina con 34 e Italia con 21 casos. 

El 51% de los retornados durante 2013 son hombres y el 49% mujeres. 

En cuanto al perfil etáreo, 890 tiene entre 40 y 50 años, 483 tiene entre 20 y 30 años y 364 son menores de diez años.  La oficina no establece qué proporción de estos niños son nacidos en el exterior de padres uruguayos. 

Con respecto a la situación familiar, el 46% de los retornados durante 2013 está casado, 23% divorciado y 16% soltero. 

Sobre los motivos declarados acerca de su decisión de volver a vivir en Uruguay, 49% alegó causas económicas. Un 32% dijo volver por circunstancias familiares mientras que 9% lo hizo por motivos identitarios. 

La situación económica en los países de residencia previa era “buena” para el 75% de los retornados. El 16% vivía en forma regular, 4% lo hacía en forma muy buena e idéntica proporción de forma muy mala. 

Para todos aquellos que retornen y lo hagan a través de Cancillería, rige la ley 18250, a la que pueden ampararse para ingresar al país vehículos y elementos de trabajo. 

Durante el año pasado 57% de los retornados no hizo uso de esta opción, mientras que 28% lo hizo con enseres y vehículo, el 13% solo con enseres y el 2% sólo con vehículo. 

Si bien muchos retornados vuelven en líneas generales con un plan de vida al Uruguay, tienen necesidades que no siempre el país está en condiciones de atender. 

Según el informe de Cancillería, trabajo es la principal demanda para el 47% de los uruguayos, en tanto que para el 33% su principal preocupación es poder contar con atención sanitaria. Para el 12%, su primera demanda es vivienda. 


Las cifras  incluyen sólo a los que pasaron por la Oficina de Retorno y Bienvenida de Cancillería. Datos del INE hablan de un total de 30.000 uruguayos que volvieron a vivir en el país desde 2010.
Artículo publicado en El Espectador.