domingo, 16 de marzo de 2014

Hoy será el entierro del Tren Fantasma


LOS PERMISARIOS RECIBIERON OFERTAS POR CARROS Y MUÑECOS PERO NO SE VENDEN


En el Teatro de Verano del Parque Rodó se cumple hoy la última entrega de premios del Carnaval 2014. A pasos de allí, también se despedirá de su público el Tren Fantasma, construido en el año 1939.

El Tren Fantasma se construyó en 1939 y tuvo las últimas reformas hace 20 años. LEONARDO CARREÑO.
Llegó el último día para viajar en el Tren Fantasma del Parque Rodó. Ahora sí es definitivo. Mañana ya estará cerrado y comienzan a desmontarlo, dijo a El País uno de los permisarios y propietarios del juego, Fernando Mengot.
Algunos de los 15 muñecos aterradores, fabricados en fibra de vidrio, se conservarán, ubicándolos en el entorno de la Casa Embrujada en construcción, en el espacio que ocupaba la también desaparecida Montaña Rusa, al lado del Mambo, que será corrido de su lugar original.
"Estamos viendo ese tema, no está del todo resuelto", afirmó Mengot, antes de dar por tierra con la esperanza de algunos interesados en adquirir las piezas "monstruosas".
No habrá ninguna subasta. "No se venden, porque su precio está lejísimo de lo que puede acceder la gente. Me han llamado para comprarme los carros, las paredes y los muñecos; me han vuelto loco, la verdad. No están enterados de cuánto valen. Uno nuevo anda en 10 mil dólares, muy caro; además, tengo varios parques en Sudamérica y seguramente vayan para alguno de ellos", informó Fernando Mengot.
El empresario participa de la administración del juego desde hace 50 años, cuando se le hicieron las primeras modificaciones, a las que se agregaron otras hace veinte años, tanto en la fachada como en el equipamiento interno, con nuevos muñecos, según lo recordó Robert Gioga, el socio de Mengot, cuyos abuelos fueron los creadores y primeros dueños del Tren Fantasma, construido en el año 1939.

Murgas.

En el Carnaval que también hoy termina con la última entrega de premios a las agrupaciones triunfadoras, que se hará desde las 19:00 horas en el Teatro de Verano "Ramón Collazo", la murga La Gran Muñeca, que disputó la Liguilla que definió el concurso, presentó un cuplé dedicado al Tren Fantasma y sus muñecos.
En su inicio, una de las criaturas desalojadas se confiesa:
Mi gran castillo arruinado
Hoy va a ser desmantelado
Ahora no tengo salida
Quiero volver a asustar.
En despedida cupletera, el coro por su parte cantó: "Ya se van los monstruos a descansar, ojalá los nuevos te asusten más".
Mientras las murgas hoy se retirarán prometiendo volver, los fantasmas darán la última fiesta en el túnel del espanto.









Artículo publicado en El País