domingo, 6 de abril de 2014

10 cosas para hacer en Piriápolis



1-    Visitar el Castillo Pittamiglio. Esta es una invitación a que viajes en el tiempo y conozcas la residencia y lugar de descanso del reconocido arquitecto y alquimista Humberto Pittamiglio. Un viaje por la historia que dicen que revela más de un misterio… Estate atento.


2-    Subir al Cerro del Toro, Pan de Azúcar y San Antonio. Si sientes las piernas fuertes y los pulmones preparados, no puedes dejar de escalar alguna de las elevaciones que destacan a Piriápolis. Como yapa, en el camino de cualquiera de ellas puedes ver monumentos, fuentes, capillas y algunas sorpresitas más…


3-    Conocer el Castillo de Piria. La historia del balneario está plasmada en este edificio, hoy convertido oficialmente en museo. Aún tantos años después de la muerte de Franciso Piria –su creador, e ideólogo y hacedor de Piriápolis-, puedes sentir que allí dentro aún sigue estando intacta su magia.


4-    Caminar por la rambla. Es sin duda uno de los paseos preferidos de grandes y chicos. Puedes pasear por la Rambla de los Argentinos y ver el paradisíaco paisaje que ofrece la costa y, con solo un giro de cabeza, puedes entretenerte con la exquisita arquitectura de la urbe.


5-    Ir a la Fuente de Venus. Si tienes niños, este es un plan pensado especialmente para ti, no puedes dejar de llevarlos a este lugar fantástico. Aquí pueden divertirse en juegos al aire libre y tú puedes tomar mate con bizcochitos a la sombra. (¿Qué tal?)


6-    Recorrer la Reserva de Fauna y Parque Pan de Azúcar. Si eres amante de la naturaleza o te gustan mucho los animales, es imposible que te vayas de Piriápolis sin visitar esta reserva y ver su amplia variedad de especies de fauna y flora, ¡es la más grande del país!


7-    Pasear por el puerto. Si tienes ganas de disfrutar de la tranquilidad y la belleza, aquí encontraste lo que estabas buscando. Las embarcaciones y la geografía del lugar hacen que sea el escenario perfecto para que tomes fotos espectaculares.


8-    Volar en aerosilla. Si ya lo hiciste y te encantó, seguramente ya tengas ganas de repetirlo. Si aún no lo has hecho y te encantaría, esta es la mejor oportunidad que tienes para intentarlo. La vista desde allí arriba es estupenda, apostamos lo que desees a que no la olvidarás jamás.


9-    Disfrutar de la playa. Deja que el solcito te broncee sobre las finas arenas y permítete disfrutar de reparadores baños en las aguas piriapolenses… Playas para toda la familia que hacen que pasar allí el verano sea un encanto.


10-  Hacer turismo aventura. Puedes entretenerte con actividades de aventura y deportivas de lo más audaces en el Cerro Pan de Azúcar (ver aquí). O si te gustan los caballos, puedes disfrutar de apasionantes cabalgatas por Punta Negra (ver aquí). También puedes vivir la extraordinaria experiencia de pescar embarcado o pasear por la bahía de Piriápolis durante todo el año (ver aquí)

Artículo publicado en Portal de Piriápolis