miércoles, 9 de abril de 2014

Carrasco aumentó ganancias y recuperó flujo de pasajeros



La terminal aérea, sin Pluna, recobró la afluencia de viajantes de hace dos años.

Con menores costos y con la recuperación de parte de la conectividad aérea, el aeropuerto internacional de Carrasco tuvo en 2013 una facturación levemente superior a la del año anterior y obtuvo mayores ganancias, según el balance de la empresa confeccionado por la consultora PwC y al que tuvo acceso El Observador. A la vez, el flujo de pasajeros recuperó la dinámica de 2011 gracias al arribo de dos grandes aerolíneas europeas.
El aeropuerto obtuvo el año pasado por ingresos operativos un total de US$ 70.458.903, un 1,16% superior a los US$ 69.650.882 de 2012, de acuerdo al reporte de PwC. En tanto, en el resultado del ejercicio de 2013, las ganancias alcanzaron los US$ 13.686.611, casi un 65% más que los US$ 8.333.910 del ejercicio anterior.
Eduardo Acosta, director de Corporación América –firma que ganó la concesión de la terminal en 2003–, explicó a El Observador que la razón de los números en verde se debe a que se “bajaron los costos y se mejoró la eficiencia”, pese al dramático cierre de la compañía de bandera Pluna en julio de 2012.
El costo de ventas (facturación) bajó de 2012 a 2013 un leve 0,5%, al pasar de US$ 39.774.001 a US$ 39.558.388. Los gastos administrativos también se redujeron –un 18,3%–, al igual que el impuesto a la renta, en un 35%. A su vez, disminuyó el canon que se le abona al Estado, que en 2013 fue de casi US$ 16,5 millones.
En relación a la conectividad, donde Pluna ofrecía 350 frecuencias semanales, el director de Corporación América indicó que se suplantó con el arribo de otras compañías que, pese a ofrecer menos frecuencias, vuelan con aviones de mayor porte y con más pasajeros. “Con Air Europa y Air France se recuperó tráfico de pasajeros”, dijo Acosta. El empresario comentó que se encuentran negociando con otras dos compañías para operar en el aeropuerto de Carrasco.
Agregó que, sin considerar los pasajeros en tránsito, el flujo de pasajeros por la terminal aérea aumentó el año pasado respecto al anterior. “En tránsito cayó el número de pasajeros. Los que interesan, los que van de punto a punto, los que generan trabajo y facturación, esos aumentaron”, dijo. Se calcula que entre 300 mil y 400 mil viajantes en tránsito se esfumaron por el cierre de la compañía de bandera uruguaya.
El titular de la Dirección Nacional de Aviación Civil y Aeronáutica (Dinacia), el coronel Carlos Acosta, dijo en efecto que el año pasado se alcanzó los niveles de 2011, al registrar un flujo de 1.800.000 pasajeros. En 2012, el transporte de pasajeros se había reducido en un 7%. Aclaró, no obstante, que en cuanto a movimiento de aeronaves hubo una baja en 2013. “Vinieron aviones con mayor capacidad que los de Pluna y ahí se explica el nivel de pasajeros”, dijo Acosta.
El coronel estima que en 2014 se seguirá creciendo y que será clave la incorporación de nuevas aerolíneas a los cielos del aeropuerto de Carrasco. También la Copa del Mundo genera expectativa para el ida y vuelta de turistas futboleras que vayan y vengan de Brasil. “Viene el Mundial y esto puede influir que haya algún incremento hacia Brasil. Hay que ver qué frecuencias coloca BQB y también el turista que enganche Brasil y siga por Uruguay”, aseguró.
Desde que el aeropuerto de Carrasco pasó a una gestión privada en diciembre de 2003, el tráfico de pasajeros se duplicó entre ese año y 2011, previo al quiebre de Pluna. La terminal aérea pasó de conectar con 11 ciudades, a 21 destinos en la región, Europa y Estados Unidos. El número de pasajeros movilizados por Carrasco pasó de 860.000 a 1.800.000. Según el ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, la conectividad perdida hace casi dos años se logró recuperar en seis meses.



Fuente: El Observador
Artículo publicado en El Observador