jueves, 10 de abril de 2014

Recursos Acuáticos instó a evitar uso de redes en ríos y arroyos para conservar especies


Semana de Turismo



El director nacional de Recursos Acuáticos, Daniel Gilardoni, recordó la normativa vigente desde 2008 que prohíbe usar redes de enmalle en la mayor parte de ríos y arroyos del país. Destacó su implementación y aseguró que se trata de “una de las medidas más efectivas de conservación dictadas”. La pesca deportiva podrá realizarse sólo con líneas de mano en sus diversas formas, calderín y mediomundo.
Una resolución del 5 de noviembre de 2008, prohíbe la pesca con redes de enmalle en todos los ríos y arroyos del país. La normativa autoriza para la pesca artesanal, únicamente las siguientes artes de pesca: palangres, espineles, líneas de mano, y anzuelos recordó la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos.

Gilardoni expresó que en la Semana de Turismo aumenta considerablemente el número de ciudadanos que recorren el país, que se aloja en camping y practica pesca deportiva. “Conviene recordar las normas vigentes para disfrutar de la mejor manera posible sin descuidar la conservación de los recursos pesqueros”, apuntó.

Sin embargo, el documento establece algunas excepciones donde se permite utilizar redes de enmalle: Río de la Plata (a menos de 300 metros de la costa), río Uruguay, río Negro (desde la represa de Palmar hasta Paso Pereira) y los ríos Cebollatí, Cuareim y Yaguarón. En estos cursos fluviales el calado de redes de enmalle quedó prohibido a una distancia inferior a 300 metros de la desembocadura de sus efluentes.

“En los ríos y arroyos donde normalmente hay acampantes y se eliminaron las redes los resultados fueron muy buenos. Fue una de las medidas más efectivas de conservación que se han dictado”, aseveró Gilardoni.

La reglamentación también refiere a que la pesca deportiva podrá realizarse únicamente con líneas de mano en sus diversas formas, calderín y mediomundo (semiesfera utilizada para capturar pejerreyes y mojarras) aunque no está autorizado otro tipo de arte o equipo.

El entrevistado indicó que en el caso de las lagunas la situación es diferente. A modo de ejemplo citó que en las lagunas Castillo o de Rocha, donde conviven los pescadores deportivos y los artesanales, se utiliza la red para camarón porque es la única forma de capturar este crustáceo. 

Rio Yi, reserva para la pesca deportiva
Gilardoni sostuvo que lo obtenido por la pesca deportiva no se puede comercializar. En este punto, el jerarca aseguró que la dirección a su cargo controla e inspecciona este aspecto con Prefectura Nacional Naval o la Policía, según sea el caso. Las sanciones van desde el decomiso de la red, pasando por los medios utilizados para la conservación de la captura y pueden llegar, incluso, hasta la sustracción de vehículos y las propias embarcaciones.  

El director de Recursos Acuáticos mencionó, además, un decreto de mayo de 2010 que establece que el Río Yi en toda su extensión es reserva para la pesca deportiva por lo que si los visitantes advierten la presencia de embarcaciones de pesca artesanal con redes realicen la denuncia correspondiente.

“El río Yi y sus afluentes constituye una reserva para le pesca deportiva donde se obtienen ejemplares de valiosas especies como la tararira tornasol que se captura con señuelo tipo mosca y se encuentra sólo en esta región del continente.

Gilardoni recomendó a quienes vacacionen en semana de Turismo y pesquen que lo hagan en forma responsable, que eviten el uso de redes de manera de conservar los recursos pesqueros. 

Río Yí

Río Yaguarón

Río Cuareim
Río Cebollatí

Artículo publicado en Presidencia. Uruguay