miércoles, 21 de mayo de 2014

El único hotel del vino de Uruguay



El Wine Bar del hotel da a un agradable jardín interior.


Turismo enológico

El único hotel del vino de Uruguay


Cada planta está dedicada a una bodega. Las catas forman parte del orden del día. Y la sala de reuniones se llama Tannat, como el caldo más célebre del país. Son las claves del vanguardista My Suites, en Montevideo.
Cuelga, con orgullo, unas cuantas etiquetas (hotel boutique, de diseño...), pero ésta es la que más: «Único hotel de vinos de Uruguay». Y el dato sorprende en un país tan enológico. Pero la exclusiva la tiene My Suites, aposentado en Pocitos, uno de los barrios con más encanto de Montevideo, cuajado de edificios residenciales, restaurantes y coquetas boutiques. Y a orillas del Río de la Plata. Es más, la Rambla (o Paseo Marítimo) de Pocitos es la más codiciada de la ciudad con el calor. Y lo mismo sus playas.

            
Una de las 40 suites del hotel. Todas las habitaciones lo son.
Es el entorno que rodea a My Suites desde que abriera sus puertas hace apenas dos años. Tiempo suficiente para que los usuarios deTripadvisor lo eligieran como la mejor ocpión de alojamiento de Montevideo tanto en 2013 como para este 2014, además del mejor hotel para disfrutar en familia y de playa de la capital de Uruguay.
Hasta el presidente del país, José Mujica (famoso por haber legalizado el uso y la comercialización de cannabis), acudió a la inauguración. Y es que en el proyecto participan 10 bodegas nacionales. Cada una de las plantas del hotel está dedicada a una de ellas, desde Castillo Viejo a Ariano, Los Cerros de San Juan, Vinos Finos H. Stagnari o Marichal, de forma que pueden verse sus vinos expuestos, así como algún que otro retazo de su historia.


 Algunas de las botellas que podrá catar aquí.
El universo de los caldos sigue en la habitación, con tonalidades enológicas cien por cien (el granate aferrado al vino tinto es una constante) y referencias de las bodegas vinculadas al hotel en el minibar. Más de lo mismo si hablamos de la sala de reuniones, llamada Tannat en honor al vino más característico del país, aunque la uva originaria procede realmente del suroeste de Francia. Pero de aquí sale la variedad más destacada y con la que se identifica al Tannat a nivel internacional.

Algunas de las propuestas maridadas que pueden degustarse en el Wine Bar.
La experiencia vínicola de My Suites (el nombre viene porque aquí no hay otra cosa que suites: 40, todas de diseño, con camas XXL y una extensión de 40 metros cuadrados) viene acompañada, claro está, de una cata (gratuita para los huéspedes) de tres vinos, acompañada de una ilustrativa degustación de aceites uruguayos. El escenario de la cata es el vanguardista Wine Bar del hotel, con su agradable jardín interior y en el que también se proponen cenas maridadas con cuatro variedades de vino Premium.

Momento solarium en la azotea.
También organizan cursos de dos horas de introducción a la cata, del arte del maridaje, de vinos espumosos o de cómo combinar licores y postres. De ahí saldrá sabiendo qué es el protocolo de evaluación sensorial, cuáles son los enemigos del vino (que los hay) o las parejas más famosas de todos los tiempos. Enológicamente hablando. Ya sólo quedaría subir a la azotea y apuntarse a un momento solarium en toda regla.
Más información. Hotel My Suites. Benito Blanco 674, esquina 21 de Septiembre, Montevideo. Tfno: (598) 27123434. Internet:www.mysuites.com.uy. Reservas: info@mysuites.com.uy. Habitaciones desde 140 euros.
Artículo publicado en www.ocholeguas.com (El portal de viajes de ELMUNDO)