lunes, 2 de junio de 2014

Los viajeros eco también entienden de glamour



Vivimos con más consciencia que nunca de la fragilidad del planeta. Queremos que en nuestros viajes nuestra huella sea imperceptible, que no consumamos recursos, que todo sea lo más sostenible posible... y sin perder por ello un ápice de glamour. ¡Se puede!
ELEGANCIA RÚSTICA EN PUNTA DEL ESTE
A un paso de Buenos Aires y de Montevideo, la uruguaya Punta del Este, donde el mar del Plata se convierte en el Atlántico Sur, es uno de los rincones más sofisticados y recoletos del continente, y también lugar de moda para celebrities de todo el mundo. De Alberto de Mónaco a Mick Jagger pasando por Shakira o Zinedine Zidane, que acuden al reclamo de las que probablemente sean las mejores playas australes del mundo, de los los ecoresorts y de los beach bars, donde siempre hay una fiesta de la que tomar parte. Punta del Este es también referencia obligada para amantes del surf y del kitesurf -la playa La Brava es un templo mundial para sus practicantes. ¿Una recomendación segura? El Fasano Las Piedras, una maravilla arquitectónica de una elegancia rústica totalmente integrada en el paisaje cuyos bungalows de lujo han empleado materiales autóctonos y regulan sus emisiones de CO2.

EN UN VALLE DE JORDANIA
Al norte de Jordania se encuentra el mayor tesoro natural del país, la Reserva de la Biosfera de Dana, un valle donde viven más de 1.200 especies vegetales y animales endémicas. Allí se encuentra el estupendo Feynan Ecolodge, cuya gestión respeta la sostenibilidad: el edificio está construido en adobe siguiendo los métodos tradicionales; el único método de calefacción (cuando hace falta, apenas unas semanas durante en el invierno) son las chimeneas alimentadas por jift (sarmientos de olivo); los empleados son beduinos de la región, el agua caliente es provista por paneles solares, y durante la noche, casi toda la iluminación proviene de velas. Es el modelo ejemplar de ecoturismo.

ARMONÍA CON LA NATURALEZA EN MARRUECOS
En el parque nacional de Souss Massa, cerca de Agadir, está el primer hotel 100% ecosostenible de Marruecos, el Khaima Hotel Bio. ¿Su propuesta?Tiendas bereber tradicionales de dos tipos: las 'confort', que hacen honor a su nombre, muy confortables, y las 'routard', que también hacen honor al suyo, pensadas para viajeros independientes con su mochila al hombro. Están a un paso de una playa de las que quitan el hipo. El entorno está limpio de contaminación electromagnética, los paneles solares calientan el agua y generan electricidad, las aguas se reciclan para regar, y se organizan actividades para aprovechar al máximo un entorno de los de quitarse el sombrero.
EN UNA ISLA PRIVADA DE LAS SEYCHELLES
El glamour y la exclusividad no está reñida con la sostenibilidad ni la conciencia eco. Una de las mejores pruebas de ello es el Saint Anne Resort & Spa, en la isla privada de Sainte Anne, en Seychelles. El impresionante complejo está en el corazón de un parque marítimo, en un escenario natural tan bello que te frotarás los ojos una y otra vez para convencerte de que es real. El hotel, rodeado de jardines tropicales y formado solo por villas, cuenta con todas las comodidades imaginables y también con su propia huerta, un vivero de plantas y un jardín botánico. Y además apoya a los pequeños agricultores de Seychelles.

 Artículo publicado en Glamouratis