martes, 29 de julio de 2014

Pueblo Edén


LA TRANQUILA VIDA DE UN SLOW TOWN



A 40 kilómetros al norte de Punta del Este está Pueblo Edén, un auténtico slow town donde se respira tranquilidad, y donde se puede comer en un restaurante tan original como exquisito, visitar un vivero y dormir en lugar único.


Un pueblo tranquilo 

En Pueblo Edén viven unos 50 vecinos en forma permanente, llegando a 250 con la zona de influencia a 10 km a la redonda. Años atrás, con la llegada del famoso peluquero argentino Roberto Giordano cambiaron algunas cosas, entre ellas, el valor de la tierra. 

Definitivamente, las chacras con buenos accesos a la zona costera se convertían en una opción para pasar las vacaciones, y por suerte, la paz y tranquilidad de este pueblo se mantienen intactas. 
Por las dudas, en un cartel ubicado en la entrada, se advierte que es un pueblo tranquilo donde la velocidad máxima es de 30 km por hora.


La Posta de Vaimaca
Slow food en un slow town
 


La Posta de Vaimaca es uno de los restaurantes más originales y curiosos que hay en Uruguay. 

Sus propietarios, María Inés y Hugo, cuentan que por allí pasan a diario, canadienses, austríacos, alemanes, japoneses, polacos, rusos y por supuesto, uruguayos, que quieren disfrutar de la buena mesa en un entorno especial. Y es más especial aún, si el día lo permite y se puede comer afuera bajo la sombra de una parra. Eso sí, hay que ir sin apuros y dejarse llevar por la onda del lugar, que ya la anuncian en el cartel de entrada: "aquí nos tomamos la vida con mucha calma".



Cocina casera y regional
La propuesta gastronómica recupera comidas y sabores, volviendo a las raíces, usando fogones y leña, e incorporando recetas de gente del lugar.
Los platos son frescos y con ese sabor agregado de lo casero hecho en el momento, ya que allí se cocina todos los días.
Todos los ingredientes que utilizan son de la zona: desde el cordero, los patos y los pollos, hasta las verduras que son de su propia quinta, con lo que se garantiza que los vegetales son de estación (por ejemplo, en invierno no cocinan con tomate).



Los platos clásicos
Como todo restaurante, éste también tiene un plato que se vuelve un clásico, ese que la gente sabe que se prepara de una forma especial y que es distintivo del local. 
Acá convirtieron en clásico al cordero al vino, con la particularidad que los corderos son de la sierra y no han pasado por cámaras frigoríficas.
Otro punto alto de su gastronomía es el conejo a la pimienta, y para los vegetarianos, las pastas son increíbles, porque son elaboradas allí mismo.




Chuarrúas, guitarras y otras curiosidades

La gastronomía de La Posta se completa con una propuesta que forma parte de la filosofía de vida de sus propietarios: la reivindicación de los primeros habitantes de estas tierras, antes de la llegada de los europeos. De hecho, el nombre del lugar es un homenaje al cacique charrúa.

Hugo es un hombre habilidoso no sólo en la cocina, sino que es un experto artesano con la madera, tallando figuras (algunas de tamaño natural) que exhibe en su restaurante. Además hace guitarras y hasta hizo una moto con motor y ruedas de auto, la cual es increíble y vale la pena verla.



"El lugar nos eligió a nosotros"
Algo que tienen muy claro María Inés y Hugo es que ellos no eligieron este lugar, sino que fue al revés: "el lugar nos eligió a nosotros". En 1991 tenían u$s 400 para comprar una video casetera, tan de moda por aquellos tiempos. Mirando el Gallito, encontraron un terreno en Pueblo Edén por ese mismo dinero. Fueron a verlo ese domingo, al día siguiente firmaron los papeles y lo compraron.
"Fue amor a primera vista", cuenta María Inés 20 años después. Al principio iban sólo los fines de semana y luego comenzaron a pasar más tiempo hasta que se quedaron para siempre.



Datos útiles
Ubicación:
Departamento de Maldonado, Pueblo Edén, Ruta 12, km. 30.
Cómo llegar: 
En el km 127 de la Ruta 9, tomar en dirección norte la Ruta 12. Se hacen unos 13 kilómetros, y en el km.30, está Pueblo Edén. Detrás de la Escuela está La Posta de Vaimaca.
Días y horarios según las estaciones:
En invierno funciona sólo a mediodía, de martes a domingo (el único día que cierra es el lunes). En verano, hasta el 1º de marzo también abre a la noche.
Reservas: 
Para comer en La Posta de Vaimaca es fundamental reservar al teléfono 4410 2017, de esta manera es seguro tener lugar, especialmente los domingos, el día que más gente va.

Los aromas y colores del Vivero La Quinta



 Otro lugar imperdible para visitar en Pueblo Edén es el Vivero La Quinta donde los colores, perfumes y sabores de las plantas aromáticas, culinarias y medicinales son absolutamente disfrutables.


Un mundo de plantas para descubrir

La variedad de especies es enorme. Desde las conocidas marcela y carqueja, hasta la palma de la India, cúrcuma, lemmon grass, fuego del infierno, cebollín japonés o echalote.

Recorrer el vivero de la mano de Mirta, su propietaria, es una experiencia de descubrimiento de todas estas plantas con sus correspondientes "utilidades", ya sean gastronómicas, medicinales, decorativas, etc. 
Mirta es una argentina apasionada por las plantas que se instaló en Pueblo Edén y que definitivamente, disfruta de su vivero y de su pueblo.



Datos útiles
Ubicación:
Departamento de Maldonado, Pueblo Edén, Ruta 12, km. 30.

Cómo llegar: 
En el km 127 de la Ruta 9, tomar en dirección norte la Ruta 12. Se hacen unos 13 km., y en el km.30, está Pueblo Edén. Antes de llegar a la plaza está el Vivero.

La Holandesa
Un lugar único para dormir, desayunar y estar



La Holandesa es un lugar único por varios motivos. Tiene solo una cabaña, es el único que hay en esa zona, y de una manera única lo atienden Fernando y Tea, un matrimonio uruguayo-holandés. 

La propuesta es de bed & breakfast (cama y desayuno), pero hay mucho más como para pasar unos días en total tranquilidad, conectar con la fauna (más de 50 especies de aves, caballos, mulitas y hasta algún ñandú) y con la flora (hay ocho variedades de orquídeas y flores según la estación, coronillas, talas y sombra de toro).

La cabaña es muy cálida y acogedora, a lo que se suma la hospitalidad con la que reciben sus dueños, compartiendo momentos y también alguna comida.


Datos útiles
Ubicación
A 4 kilómetros de Pueblo Edén.

Cómo llegar:
Ruta 12, km 26.500 (parada de ómnibus), doblar a la derecha, hacer un kilómetro por camino vecinal, a la derecha de la tapera hay un portón, pasarlo, cerrarlo y hacer 500 metros hasta la última casa. Hay varios carteles que van indicando el camino.

Contacto: 
Tel.: 4410 2250 y 099 040359
www.la-holandesa.com




UBICACIÓN


Artículo publicado en Montevideo Portal

Atlántica


UN BALNEARIO QUE NO ESTÁ EN LOS MAPAS


Entre la Ruta 10 y el océano hay un balneario sin cartel y que casi no figura en los mapas, todo un paraíso.


En el km 250 de la Ruta 10 del departamento de Rocha, y sin cartel indicador al estilo de los demás balnearios, está el acceso de Altántica. 

Una playa soñada, un entorno natural y rural, y unas pocas casas y ranchos de gente que encontró su lugar en Uruguay, son algunas de sus características. Y lo que es mejor, hay posibilidades para alquilar y pasar unos días en este balneario casi virgen.



Oceánico y rural

En 1935 se inscribió como Balneario Oceánico Atlántica y comenzó el fraccionamiento de sus 275 hectáreas. Hoy hay apenas poco más de 20 construcciones entre ranchos y casas. En forma permanente viven 10 personas, además de caballos, vacas y ovejas que pastan junto al Océano Atlántico. 



Así se preserva un lugar

A diferencia de otros balnearios que se fraccionaron en terrenos de 300 metros, en Atlántica sólo se puede construir a partir de 1.500 como mínimo. De esta manera se garantiza una buena distancia entre una casa y otra.



Originales construcciones

Tanto a metros del océano como resguardadas en los árboles, la construcción en Atlántica tiene un estilo. Hernán construyó una original casa con botellas de vidrio y gomas de auto; y Jorge tiene este multicolor rancho. Ambos se pueden alquilar para pasar unos días en este lugar de ensueño.



Una filosofía de vida

Quienes eligieron este lugar para vivir o para sus vacaciones, están poniendo en práctica una filosofía de vida. En Atlántica no hay ningún comercio, prácticamente no hay calles, sino trillas, y sólo algunas casas tienen luz eléctrica. La mayoría tiene paneles solares y un sol enorme para disfrutar de este paraíso.



Dónde:

Departamento de Rocha. Atlántica, Ruta 10 km 250.






Artículo publicado en Montevideo Portal

domingo, 27 de julio de 2014

Uruguay en Viajar pelo Mundo



En la última edición de la revista brasilera Viajar pelo Mundo se publicó un artículo sobre Montevideo y Punta del Este, titulado “Deliciosa contradicción”.

Allí se señala que la capital uruguaya y el principal balneario de nuestro país “exhiben el mejor de los contrastes: una es nostálgica e histórica, y la otra es animada y sofisticada”.

Ver nota completa









Fuente: Uruguay Natural
Artículo publicado en Destino Punta del Este

jueves, 24 de julio de 2014

Punta del Este, los primeros turistas



De sombrero, corbata o miriñaque, claro, ¿de qué otra manera decente se podía ir a la playa?
Otra entrañable reconstrucción de época que nos manda el amigo Alberto Moroy.
————
Los primeros veraneantes de Punta del Este fueron los vecinos de Maldonado, San Carlos, y también los de Minas. Luego vinieron los montevideanos y los porteños.
Hoy recorreremos con el cronista de la época (Caras Caretas febrero de 1907), la visita de los primeros turistas que llegaron el 2 de febrero, en el vapor “Golondrina”. Fueron recibidos en el muelle de Punta del Este por una Banda de Música y numeroso público.

La excursión

En febrero de 1907 los accionistas de la sociedad Balneario Punta del Este, decidieron realizar un viaje a Punta del Este y así lo consignó el diario de Buenos Aires “Tribuna”: Con el objeto de hacer conocer las maravillas que encierran aquella parte de la costa de la República Oriental, reputada como una de las más hermosas y saludables, el Directorio de la Sociedad Anónima Balneario Punta del Este, prepara una excursión la que se llevará a cabo el viernes 1° de febrero a bordo del vapor “Golondrina” y a la que concurrirán todos los accionistas. Además de la playa, será visitado el gran parque de Lussich considerado el mejor de Sud América y se llegará hasta Maldonado para estar de regreso en Buenos Aires el lunes próximo. Dado el entusiasmo que hay por Punta del Este, es fácil imaginar una numerosa concurrencia al paseo…

Los comentarios

-¡Ideal!– Es el calificativo que aplicaron a Punta del Este los caballeros excursionistas que en los primeros días del mes actual visitaron aquel hermoso paraje de la costa atlántica uruguaya. Era una comitiva compuesta la mayor parte por hombres de negocios de esos de vista clara y fino olfato. Travesía feliz hasta Montevideo y de allí la excusión marítima tranquila, sin balanceos bruscos, a lo largo de esa pintoresca costa de Maldonado que se destaca en la continuidad de serranías.

Los viajeros
El vapor “Golondrina”
 El vapor “Viena”, había sido construido el Glasgow en 1893, con un tonelaje bruto de 590 y una velocidad de crucero de 13 nudos. (26 km.) Lo compro la empresa Piaggio como Golondrina II, destinado a la línea Bs.As. – Montevideo.

Cinco horas de marcha que con mejor andar pueden reducirse a la mitad y se doblaba la punta de la ballena, en la que el lobo de mar, Lussich ha asentado su pintoresco solar esteño. Al frente se distinguía en todos los detalles la punta del Este, objetivo del viaje. Desde la toldilla del “Golondrina” se dominaba el paisaje en todo su conjunto, empinado y verdegueante (serpenteado de verde) en el centro, salpicado de alegre caserío, descendiendo unas lindas partes hacia la playa de arena fina y bravíos en la parte que mira al océano (Brava).
La quinta de Antonio D. Lussich 1898 / Así se veía la población 1907
Bahía con la aduana al fondo/ Excursionistas saliendo de la misma

Ubicación

Aduana  34 57 52 S 54 57 04 W
Quinta de Lussich  34 54 55 S 55 02 48 W

Hace bien pocos meses, en aquel paraje, además del edificio de aduana y de su magnífico faro, apenas había un rustico rancherío El soplo del progreso llego allí y en muy poco tiempo alegres casitas  y preciosos chalés que se levantaran en aquel lindo rincón de las playas orientales. Fue un descubrimiento feliz porque ningún otro puede superarlo como ubicación ideal para un gran balneario. Testigos entre otros muchos nuestro compatriota el señor Julio Victorica, que instalado en un lindísimo chalet, ha recuperado allí su salud comprometida.
Faro/ Cabalgata a Maldonado (febrero 1907)
 Ubicación

Faro 34 58 07 S 54 57 06 W

A poco más de cien metros se levantará el gran hotel que bajo la dirección del reputado arquitecto Medhurst Thomas va a empezar a construir la “sociedad Balneario de Punta del Este” que posee allí  200.000 varas de terreno (285.645 m/cuadrados) dividido en solares de 1.000 varas cuadradas, ha construido lindísimos chalés. Acertadísima empresa ésta, que desde ya puede descontar un éxito brillante. Solo falta un corto trozo de rieles y el ferrocarril llevará a los veraneantes que prefieran la vía terrestre directamente desde Colonia hasta Punta del Este, joya recién descubierta que es codiciada con afán. Se disputan por telégrafo las habitaciones del hotel local, y en cada chalet se alojan miembros de varias familias distinguidas de Buenos Aires y Montevideo.
Hotel Biarritz
 Ubicación 34 57 52 S  54 56 40 W
Hotel Biarritz el que se refería el cronista (inaugurado un año más tarde1907-1908)

Hotel Biarritz y más fotos de Punta del este

Según el periódico Vida Nueva (B.A), en enero de 1906 el balneario tenía una población de 492 habitantes, 111 casas construidas, unas 20 casas en construcción y unas 300 por construirse. Precisamente, el crecimiento edilicio y poblacional que registraba Punta del Este llevó a que se lo declarara Pueblo. El Proyecto de ley -impulsado por los diputados Juan de Dios Devincenzi, Julio María Sosa y Dr. Martín Suárez- se promulgó por el Dr. Claudio Williman el 5 de julio de 1907, y llevó el número 3.186.


El Directorio de la sociedad estaba constituido por varios inversores argentinos (PTE. Dr. Félix Egusquiza hijo, paraguayo), siendo él, el Presidente de esa Corporación

Sociedad Anónima Balneario Punta del Este

Fue constituida en la Ciudad de Buenos Aires, el 21 de diciembre de 1906, es decir, seis meses antes de la ley que crea el Pueblo de Punta del Este por la asam­blea del Senado y Cámara de Representantes de Montevideo.
Meses después de dictada la ley de creación del Pueblo de Punta del Este (1907), uno de sus pioneros, Ramón Leiguarda, avizorando que aquella villa tendría un gran porvenir, por nota dirigida a la Junta Económica Administrativa -entonces presidida por don Juan Gorlero-, el 10 de enero de 1908 ofreció comprar “una fracción de terreno ubicada al nordeste de la costa del puerto, completamente cubierta de médanos de arena.” Continúa…
Punta del Este se agranda

Artículo publicado en El País

martes, 22 de julio de 2014

Oceanía del Polonio


ENTRE LA PEDRERA Y EL POLONIO



Un balneario escondido entre la ruta y el océano, con una playa extensa y cautivante, y un chic bistro con dos habitaciones para vivir un momento de ensueño.


Que no se entere mucha gente
Muchos de los vecinos de las 60 casas construidas en Oceanía del Polonio no estaban muy interesados en que hubiera un cartel de acceso al balneario, ni tampoco muy convencidos de tener luz eléctrica. Lo cierto es que ambas cosas llegaron. 
Pero por suerte, el lugar sigue siendo poco conocido, y mantiene su carácter agreste y natural.



Desde París con amor
Silvia Esquivel es una arquitecta argentina formada en París, donde residió y trabajó hasta que se instaló en Oceanía del Polonio, donde su familia tenía terrenos. Junto con su esposo Horacio Acardi, también argentino, y empresario estanciero, eligió este lugar para vivir y llevar a cabo Chez Silvia Bistro Suite & Cabañas.
Ambos son grandes anfitriones, además de cocineros, y decididamente, están enamorados de Rocha y Uruguay.



Chez Silvia: con el mar de fondo ... o de frente
Una sofisticada construcción en madera sobre palafitos, a la que sólo se puede acceder en vehículo 4x4 (los autos quedan a unos 100 metros), fue concebida por esta arquitecta. 
Tiene un bistró, divinas terrazas y dos suites que son una maravilla para dormir arrullado por el sonido de las olas.



Un coocking show 
La propuesta gastronómica está enfocada en productos frescos y de la zona, así como en las preferencias de los clientes, ya que éstos pueden elegir lo que quieren comer. La clave es que no suele haber menú, y todo se hace en el momento, dependiendo de los productos que tengan.
Algo que está muy bueno para quienes se alojen, es la posibilidad de cocinar con ellos. Esto es como estar en el final de la película No Reservation, con Catherine Zeta Jones y Aaron Eckhart, donde en total armonía y sincronización, Silvia y Horacio van preparando los platos.



Sirí, camarones, cordero y otras delicias oceánicas
Rocha no sólo se está conociendo por sus bellezas naturales, sino que la gastronomía está pisando fuerte con productos locales y exquisitos. Al sirí, los camarones valiceros y el butiá, se suma un cordero de origen rochense: el cordero oceánico.
Cuenta Horacio -que conoce abundante del tema- que es un cordero "pre salé", alimentado cerca del océano con pasto rústico, y que en cierta medida se asemeja al cordero patagónico. Su carne es muy rica y jugosa, pudiéndose hacer tanto a la parrilla como a la estaca.



En Food and Travel Magazine
Michael Raffael y la fotógrafa Sarah Coghill de la prestigiosa Food and Travel Magazine, quedaron fascinados con este lugar, sus sabores y paisajes. Dijeron que de todo lo que habían conocido en Uruguay, sin dudas, volverían a este paraíso.



Datos útiles
Dónde:
Departamento de Rocha, Ruta 10 km 256.

Chez Silvia Bistro Suite & Cabañas:
4470 5692 - 099 675564
chezsilviasuite@gmail.com

Cuándo:
Todo el año, pero siempre hay que contactarlos en forma previa.



Artículo publicado en Montevideo Portal