domingo, 28 de septiembre de 2014

Meseta de Artigas


UNO DE LOS MÁS LINDOS PAISAJES DE URUGUAY



Al norte de Paysandú y junto al Río Uruguay se encuentra la Meseta de Artigas, donde "vive el Jefe de los Orientales", como dice el cartel de la entrada. 
Tiene un paisaje de ensueño, camping y pesca, además de dos multitudinarios eventos anuales.



Solitaria y a veces multitudinaria
La mayor parte del año es un lugar bastante tranquilo, salvo en verano y Semana de Turismo, así como en los dos eventos que convocan a miles de personas: el día de la Regata (durante la Semana de la Cerveza) y el Encuentro con el Patriarca que se hace en setiembre.


A 50 metros sobre el nivel del mar
El más alto monumento en honor a José Artigas está a unos 50 metros sobre las aguas del Río Uruguay, tiene 37 metros de altura, y fue inaugurado el 25 de agosto de 1899.
Su base fue construida con piedras de la zona, continuada por un pedestal de granito rosado sobre el que se colocó el busto del Prócer.
Además, la Casona del Patriarca es una construcción de piedra que alberga un museo dedicado a Artigas, donde hay uniformes militares, armas, cartas y cuadros, entre otros objetos de época.


Cuando la Meseta está tranquila
El paisaje es maravilloso porque combina el verde de la vegetación con los colores del río y los reflejos del sol, y desde ahí arriba se respira una total sensación de paz.
Son 50 hectáreas de bosque nativo, en el que se pueden llegar a ver ciervos y pavitos de monte, entre otros animales, que cuando no hay gente vuelven a ser los dueños del lugar.


El show de los cuervos
En toda la zona suele haber cuervos que vuelan bastante bajo, y tienen como costumbre pararse en las barandas de madera que rodean al predio en el que está el monumento.
No es común poder estar tan cerca de estas aves, cuya verdadera denominación es buitre americano.


Buen camping y buenos servicios
El lugar es inmenso y está muy bien cuidado por la Junta Local de Chapicuy que lo tiene a su cargo. El coordinador de la Junta es Milton Laurencena, un auténtico enamorado de la Meseta, que la muestra con orgullo a los visitantes, y se preocupa por todos los detalles para que todo el mundo disfrute.
El camping es que es gratuito, a pesar de contar con servicios como baños, duchas con agua caliente y parrilleros, además de playita y abundante sombra.


Creciendo y creciendo
La Meseta de Artigas está teniendo una gran proyección turística, y se está haciendo una fuerte apuesta para continuar su desarrollo. 
Está prevista la construcción de un Centro de Visitantes, la instalación de un centro de interpretación en la Casona del Patriarca, y más alojamientos.


Un clásico para ir de pesca
El Río Uruguay es famoso por la buena pesca, y si a eso se suman los fabulosos paisajes, no se puede pedir más.
Pescadores en solitario, en grupos de amigos o en grupos organizados, copan las orillas o se adentran en embarcaciones para obtener piezas como las de la foto.


Una parada artesanal
Sandra y Michaela Kramer se instalaron en Chapicuy en un vagón de tren que acondicionaron para vender artesanías.
En el Vagón de Artesanías, que es como llamaron a su emprendimiento, hay trabajos en madera y cuero, así como miel, mermeladas y otros productos locales.
Está bueno hacer una parada y llevarse un souvenir hecho en la Meseta.


Los días que el país va a la Meseta
El Encuentro con el Patriarca es la fiesta de Meseta y congrega unas 20.000 personas. Es toda una multitud que llega para homenajear a nuestro prócer, reviviendo tradiciones gauchas con cabalgatas que parten y hacen escalas en diferentes puntos del departamento.
En cada edición se coloca una placa conmemorativa, y ya son unas 20.


Artículo publicado en: Montevideo Portal.



















viernes, 26 de septiembre de 2014

10 lugares de Piriápolis


MIENTRAS ARREGLAN LA RAMBLA



La Rambla de los Argentinos de Piriápolis está en plena remodelación, pero aquí van 10 lugares muy copados para visitar en el balneario de los cerros y sus alrededores.



Fuente de Venus
Una fuente llena de misterios a la que hay que prestar atención no sólo a la figura central, sino también a las esculturas de un niño y una niña que están a su lado. Además, no hay que perderse los satánicos personajes que aparecen en la base de la cúpula de la fuente.
Dónde: en la convergencia de las calles Defensa y 18 de julio.


Aerosillas
Un clásico de Piriápolis son las aerosillas que suben y bajan del Cerro San Antonio. Una muy linda forma de disfrutar de los paisajes de mar y cerros que caracterizan al balneario.
Dónde: Puerto de Piriápolis, Rambla de los Ingleses.


Templete de San Antonio
En la cima del Cerro San Antonio se encuentra este templete en cuyo interior la gente ha colocado placas de agradecimiento a los favores concedidos por el santo.
De más está decir que la vista desde el cerro es absolutamente panorámica.
Dónde: subir por la Ruta de Acceso al Cerro que nace al final de la calle Uruguay.


Virgen de los Pescadores
Esta Virgen también conocida como Stella Maris, se encuentra en la falda del Cerro San Antonio. Fue colocada por el propio Francisco Piria, quien la promocionaba como todo un atractivo turístico. Hoy hay unas mesitas y asientos como para preparar un mate y disponerse a contemplar uno de los más lindos paisajes del balneario.
Está un poco complicado para estacionar el auto porque la carretera que rodea al cerro es bastante angosta. Pero vale la pena encontrar un lugar y bajarse para ver de cerca esta gigante estatua.
Dónde: en la falda del Cerro San Antonio.


La Iglesia de Piria
Una construcción super curiosa que nunca se finalizó, y que en 2013 fue donada a la Intendencia Departamental. Habrá que ver qué hacen con esta iglesia tipo gótica, pero mientras se le puede ver al costado de la Ruta 37, a unos dos kilómetros de la costa.
Dónde: Ruta 37, esq. Gaboto.


Fuente del Toro
Es un espectacular escultura de un toro llegado de París que fue subido en partes y finalmente armado arriba debido a su increíble tamaño.
Se accede por unas escaleras para ver in situ al toro y brotando de su boca el chorro de agua mineral.
Dónde: en el cerro homónimo, al final de la calle Mariano Moreno.


Ermita de Virgen de la Rosa Mística
Es una ermita (pequeña capillita) ubicada en el Cerro de la Gloria, un lugar donde se está construyendo bastante. Permanentemente se ven devotos, así como curiosos que la visitan y disfrutan de las buenas vistas que tiene esta elevación.
Es un punto energético donde algunos grupos suelen reunirse a hacer meditaciones y diferentes actividades espirituales.
Dónde: hay que ubicar el Camino de la Gloria que surge en la intersección de las calles Sarmiento y Talcahuano. De allí son unos 350 metros, y luego se dobla a la izquierda 50 metros.


Castillo de Piria
Un clásico de los días nublados y que ojalá algún día se pueda volver a visitar en sus dos plantas, ya que hace tiempo que sólo es posible estar en la planta baja.
De cualquier manera, llegar hasta ahí, recorrer sus alrededores y lo que permitan ver en su interior, vale la pena.
Imperdibles son los dracos o dragos, que Piria plantó en su castillo.
Dónde: Ruta 37 km 5. De martes a domingo de 10 a 15.30 hs. Confirmar el horario según la temporada en Aprotur Piriápolis: 4432 5055


Caminos de los alrededores
Está muy bueno recorrer sin rumbo fijo los caminos sin asfaltar de los alrededores de Piriápolis, descubriendo chalets, chacras, y palmeras como las de esta foto que precisamente dan nombre al Camino de las Palmeras.



Un café en el Hotel Argentino
Después de un día de paseo por Piriápolis, nada mejor que bajar las fotos y tomarse un café en la más emblemática de las construcciones de Don Francisco Piria. 
Allí se puede ver la muestra de los distintos objetos relacionados con Piria, el hotel y el balneario, que se exhibe en los amplios pasillos de la planta baja.
Dónde: Rambla de los Argentinos.



 Artículo publicado en: Montevideo Portal