sábado, 10 de enero de 2015

La posibilidad de dos islas

La isla Gorriti
La isla de Lobos


Gorriti y Lobos son dos opciones muy atractivas en Punta del Este para complementar playa, historia y naturaleza

Tan especial y único en Uruguay es Punta del Este como destino turístico que ofrece la chance de visitar dos islas que se encuentran a relativa poca distancia de la península. Cada una tiene sus características particulares, que permiten matizar el turístico playero con un poco de historia y de naturaleza en estado casi puro.
A su manera, en verano Gorriti y Lobos son dos destinos para propios y ajenos en Punta del Este, para grandes y chicos, para curiosos y para aventureros que deseen ver una cara diferente del balneario.
Isla de pinos
Asentada en medio de la bahía de Maldonado como la última estribación de la Sierra de la Ballena, la isla de Gorriti debe su nombre actual a un funcionario español que fue comandante de Montevideo durante la época colonial. Él quiso construir una fortificación allí como medio de defensa frente a fuerzas extranjeras.
Luego, por un diferendo con el gobernador de Montevideo, el mismo Gorriti quedó apresado en la isla. Los españoles construyeron finalmente tres baterías en Gorriti, que intentaron resistir durante las invasiones inglesas de 1806.
El enfoque histórico es justamente uno de los puntos de atracción de Gorriti hoy aunque el estado de conservación de las baterías deje mucho que desear.
Además del enorme atractivo natural de la isla arbolada, presenta una playa, la Honda, casi imperceptible desde tierra firme. Está en un pequeña bahía orientada hacia el oeste, donde se puede ver uno de los mejores atardeceres de la costa uruguaya. En esa playa, con control de salvavidas, se encuentra un parador donde se puede desayunar, almorzar y tomar tragos.
Del lado de la bahía de Maldonado, la pequeña escollera de Puerto Jardín, cerca de donde arriban los yates de cruce, posee playas mínimas entre las rocas, que son también muy disfrutables.
Cada media hora sale desde el puerto de Punta del Este un yate que cruza pasajeros para Gorriti. El precio del pasaje ronda los $ 350 tiene validez por todo el día. La duración es de 15 minutos.
Otra opción para disfrutar del agua es el Sea Warrior, un barco que realiza paseos marítimos por la bahía y alrededores de Gorriti, pero sin desembarco. Con un precio de US$ 30 por persona ofrece salidas grupales y empresariales con la opción de servicio de catering.





Colonia lobuna
La isla de Lobos posee dos elementos únicos en su superficie: la mayor colonia de lobos marinos del mundo y el faro más alto de Sudamérica, que a su vez es el tercero más alto del mundo.
Una de las formas de viajar a Lobos es a través de los barcos de la empresa de transporte marítimo Calypso. Con unos 35 minutos de ida y otro tanto de vuelta, dependiendo de las condiciones del mar, el barco demora unos 50 minutos más en circunvalar la isla de Lobos. Luego fondea y existe la opción de nadar entre los cientos de lobos marinos que se acercan con curiosidad. El precio de esta viaje es de US$ 80 por pasajero adulto y una tarifa de US$ 40 para niños de 5 a 12 años.
Bien sea en un plan de disfrute de la playa y de un poco de historia (aunque hay que ir bastante leído para captar y entender la disposición de las baterías) o con ganas de ver una gigantesca colonia animal en su estado natural, los paseos a Gorriti y Lobos le dan al viajero una visión más completa y original frente al Punta del Este más obvio.







Artículo publicado en: El Observador.