martes, 17 de febrero de 2015

Carnaval de La Pedrera: cerca de 20 mil personas coparon el balneario



La avenida principal fue la sede de una fiesta multitudinaria, donde los mejor fue la buena onda de la gran mayoría de la gente y lo peor, que hubo algunos hurtos y robos y se hicieron evidentes varias fallas en el operativo de control. Galería de imágenes.

Adriana Pugliese// Otra edición del carnaval de La Pedrera pasó por el balneario. Cerca de 20 mil personas coparon la avenida principal y vivieron una fiesta que, guste o no, es una realidad consolidada.
La actitud de la gente en general fue muy positiva. Entre tantas miles de personas no hubo incidentes ni hechos de violencia. Algo que hay que destacar y que no solamente está relacionado con el espíritu de fiesta que trajeron quienes llegarn al balneario por el carnaval, sino también a la tarea preventiva de la policía. 
Por otra parte, hay que contar que tuvieron lugar algunos hurtos y robos y que, entre ellos, la escuela fue una de las víctimas. Robaron los bomberitos... La policía informó que fueron detenidas diez personas por robos. Dos de los casos corresponden a hurtos a viviendas y el resto por robos a transeúntes (carteras y billeteras).
Por otra parte, los controles de tránsito arrojaron como resultado 17 espirometrías positivas; algunas por exceso de alcohol y otras por consumo de cannabis.
Además, todos los casos de lesionados que se registraron en el centro de salud local fueron leves y correspondieron a exceso de alcohol y consumo de sustancias.

Operativo de control con fallas
Algunas fallas en el operativo de control fueron inocultables: la llamada "zona de exclusión", que comprendía toda la avenida principal fue, sin embargo, transitada por vehículos durante toda la noche, los puestos ambulantes ilegales se ubicaron en muchos lugares y desde diversos vehículos se desarrolló la venta de alcohol en pleno carnaval sin que los inpsectores lograran frenar dicha actividad. Esto ha sido de tal magnitud que ahora mismo, pasadas las 11 de la mañana del martes, sigue habiendo puestos ambulantes ilegales instalados en la calle... Y hay que contar quie el acampe en zonas prohibidas también fue incesante y, debido al constante reclamo, la policía no alcanzó a controlar el fenómeno.  
En el mismo sentido, no está de más señalar que las vallas fueron insuficientes, en algunos lugares, debido a eso, hubo quienes aprovecharon terrenos libres para instalarse allí a vender alcohol o comida sin autorización. No obstante, el operativo de limpieza fue muy bueno y que ya a esta hora, la calle está volviendo a recuperar su fisonomía.

La fiesta espontánea y el papel del Estado
El carnaval es una fiesta espontánea, se trata de un fenómeno que no puede abrirse o cerrarse a gusto o decisión de cada uno, pero el Estado debe realizar los máximos esfuerzos posibles para evitar que dicha acitivdad derive en situaciones que afectan la libertad del resto. En ese camino, nada hay que no pueda mejorarse. Es evidente que falta personal, que es neceasio mayor firmeza en la aplicación de la normativa, que probablemente haya quienes no vean lo que ocurre por desinterés o alguna otra razón... Lo cierto es que el fenómeno está y todos debemos colaborar para encontrar medios y maneras que permitan reducir los efectos no deseados y que la fiesta no traiga más daños que beneficios. Será uno de los desafíos de la comunidad y del próximo gobierno de Rocha al que le tocará aprovechar la experiencia de estos últimos años.  

La galería de imágenes del Carnaval en La Pedrera:












Artículo publicado en La Paloma Hoy.