miércoles, 4 de marzo de 2015

La fiesta más criolla en el pago más grande de la patria


29ª FIESTA DE LA PATRIA GAUCHA

Arranca una festividad que destaca por su recreación de otras épocas, un desfile con 4.500 jinetes, artistas de tres países y la misa criolla con la presencia del cardenal Sturla

El concurso de ranchos y fogones: un clásico sin igual

La 29ª Fiesta de la Patria Gaucha tendrá de todo, como en botica: su innovadora recreación de cómo se vivía en la Banda Oriental y en Uruguay antes de 1920, un desfile de caballería gaucha con 4.500 jinetes y decenas de carruajes, 450 montas en las jineteadas y otras pruebas criollas en el ruedo, gastronomía de campaña, espectáculos en el escenario, una feria de artesanos, la elección de la Flor del Pago y una misa criolla con la presencia del cardenal Daniel Sturla y los obispos de Melo, Salto y Tacuarembó.

Esos son apenas algunos ejemplos de las propuestas que del miércoles 4 al domingo 8 de marzo brindará la “Fiesta más criolla en el pago más grande de la patria” a un público estimado en unas 100 mil personas, festividad que este año tiene como eje temático la conmemoración de los 200 años del denominado Reglamento de Tierras.

La actividad, como es clásico, se desarrollará básicamente en un predio de 14 hectáreas que tiene como núcleo la Laguna de las Lavanderas, en Tacuarembó.

Se invierten US$ 700 mil
La intendencia, anfitriona en esta instancia tradicionalista, delega la tarea de organización en una comisión que preside Hugo Pereda; se estima que cada año la inversión global asciende a US$ 700 mil, estimó Carlos Arezo, integrante de dicha comisión.

Wilson Ezquerra, intendente de Tacuarembó, dijo a El Observador que “para todos los tacuaremboenses es un orgullo recibir a cada visitante, esta es una fiesta de la cultura, que preserva caros valores de nuestra identidad oriental para las nuevas generaciones, la recomendamos a todos, especialmente a la gente de la ciudad; no se la pierdan porque les cambiará la manera de ver muchas cosas, conocerán de primera mano valores hermosos que siguen existiendo en la gente gaucha”.

Landriscina: "me llenó el alma"
Luis Landriscina, padrino de la fiesta –la madrina es Laetitia d’Arenberg–, tras la conferencia de prensa de lanzamiento de la Patria Gaucha, realizada en el Ministerio de Turismo y Deportes, elogió “a quienes hacen esto posible y les pido que los ayuden; cuando fui por primera vez pensé que era una reunión más, como tantas, con jineteadas y algunos cantores, pero es mucho más, es una verdadera expresión de la identidad del país, me llenó el alma ver que el 70% de la gente que desfila son hombres y mujeres jóvenes”.

Se trata, además, de una propuesta “con muchas atracciones que motivan a gente de todo el país y del exterior a visitar Tacuarembó, esto nos ayuda a desestacionalizar la oferta turística, y la descentraliza”, reflexionó por su parte Antonio Carámbula, ministro interino de Turismo.

Pereda agradeció a d’Arenberg por haber recibido una vez más en Lapatia a la gente de la Patria Gaucha para uno de los lanzamientos. Lo mismo hizo con el Ministerio de Turismo y Deportes.

Tras destacar la seguridad e higiene que hay en el predio, donde cada año sobresale un clima familiar en cada jornada, indicó que se brindarán todos los servicios correspondientes y habrá propuestas muy variadas durante todo el día en una festividad que cada año vende unas 60 mil entradas.

Este año el escenario llevará el nombre de Santos Inzaurralde. Allí, entre otros, actuarán la argentina Patricia Sosa, el dúo Larbanois Carrero, Pepe Guerra, la Sinfónica de Tambores, Lucas Sugo, el brasileño Joca Martins, los argentinos Los Cumpa y Jorge Nasser.

También se espera la actuación de varios payadores. En cada escenario y en la misa criolla durante las ofrendas. Uno de ellos, Juan Carlos López, quien actuó en la conferencia de prensa, dijo que “la Patria Gaucha es uno de los ámbitos en los que se cuida al payador, se lo protege, se tiene en cuenta su valor y por eso para nosotros es una fiesta que apenas termina estamos esperando que pase un año para volver a estar”.

Una bailanta como las de antes
Pereda, quien pidió disculpas por no poder sintetizar en pocos minutos todo lo que habrá en la Patria Gaucha (el programa completo está en www.patriagaucha.com.uy), sonriendo recomendó no perderse “la bailanta en el Rancho de la Cambicha, una bailanta típica, sobre piso de tierra, aunque tenemos todo previsto: habrá un grupo de señoras que irán tirando agua de una palangana para evitar la polvareda, y hasta como antes el agua tendrá un chorrito de creolina”. Y un detalle: uno de los conjuntos que amenizará la velada se llama Los Pikarones.

De todo, como en botica
Como dijo Pereda, la lista de atracciones es interminable, pero vale la pena citar algunos ejemplos de lo que sucederá en el predio y en algunos casos en otros sectores de una ciudad que durante toda una semana vive de fiesta y se enorgullece de su calidad como anfitriona: habrá fuegos artificiales, un concurso de vidrieras entre los comerciantes, una muestra plástica y se lanzarán obras literarias, se organizó un concurso de guasqueros, se encenderá el fogón de la tradición y se bailará el pericón, el ruedo será bendecido y se hará el clásico corte del tiento más la suelta del primer potro, se recibirá un chasque, tras el desfile de caballería se entonará el Himno a Don José, habrá un homenaje a Artigas en el predio de la fiesta, se hará la elección del gauchito y de la paisanita, habrá una exposición de perros cimarrones y entre las pruebas de destreza criolla en el ruedo Homero Formoso sobresalen la carrera del dormido, la monta sobre el revolcón y la carrera del Charrúa, además de una prueba de doma y un remate de caballos.

Tanto el peso de lo campero en toda la actividad que en el caso de la elección de la Flor del Pago la joven suele ser bonita, aunque ello no es lo más valioso: debe demostrar saber de temas gauchos, saber ensillar un caballo y montarlo en la forma adecuada, llevar las prendas bien puestas como una buena dama de campo, por ejemplo. Bruna Vázquez, la actual Flor del Pago, es una chica de Rivera que vivió en Tacuarembó y estudia matemáticas. Dicen que pocos la igualan por cómo anda a caballo. “Es un honor ser la Flor del Pago, representar al espíritu de la Patria Gaucha”, expresó.

Lo cierto es que la Fiesta de la Patria Gaucha, que más allá de su valor cultural genera trabajo en forma directa e indirecta para mucha gente dinamizando a toda la sociedad en Tacuarembó, tendrá de todo. Como en botica.






Artículo publicado en: El Observador