domingo, 28 de junio de 2015

Cerros de Vera: El primer pueblo en autoabastecerse de energía eléctrica con paneles fotovoltaicos


PANELES FOTOVOLTAICOS

La localidad de Cerros de Vera, ubicada en el departamento de Salto, se convirtió en el primer pueblo de Uruguay en alcanzar el autoabastecimiento de energía eléctrica mediante paneles fotovoltaicos.

Medeyros resaltó que la instalación de los equipos se realizó en un período de seis meses, durante el cual un 20% de la mano de obra contratada correspondió a habitantes de Cerros de Vera.
Se concretó en Cerros de Vera una experiencia piloto por la cual se sustituyó la generación autónoma a base de diésel por energía fotovoltaica.
Durante el lanzamiento de la experiencia estuvieron presentes: el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla y la directora de Energía, Olga Otegui, junto a autoridades de Planeamiento y Presupuesto y representantes de la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (MEVIR).
Las autoridades de UTE anunciaron que se generará energía renovable en todos los departamentos del país.
Casaravilla dijo que se puede conocer en tiempo real la composición de la generación de UTE en las últimas 24 horas a través de la página web del organismo, la cual dice que un 9 % estaba basada en energías renovables, agua, viento y sol.

El proyecto

El diseño y la implementación del proyecto en Cerros de Vera estuvo a cargo de las empresas CSI-Ingenieros y Ciemsa, en el marco de un plan impulsado por UTE, el Ministerio de Industria, Energía y Minería y MEVIR.
La iniciativa busca garantizar la electrificación de localidades rurales a las que aún no han llegado los tendidos de media tensión.
Pablo Medeyros, jefe de Unidad de Energía de CSI-Ingenieros, señaló que el trabajo desarrollado en Cerros de Vera demandó la instalación de 180 paneles solares, de 290 watts cada uno, un banco de baterías para el almacenamiento de la energía y un “controlador electrónico” que maneja la entrada y salida de los distintos equipos, minimizando el uso de los generadores diésel en función de la energía solar disponible.
Previo a las obras, la localidad contaba con generadores a diésel que funcionaban las 24 horas y que producían la energía eléctrica necesaria para atender el pueblo.
Aunque los generadores continúan en funcionamiento, sólo son utilizados como complemento de los paneles y las baterías de acumulación, logrando reducir más del 60% del consumo de diésel, explicó Medeyros.
“Los generadores sólo se prenden de noche, muy tarde, cuando ya no hay sol ni energía almacenada en las baterías. De esta forma, dejan de ser una molestia para los pobladores, que debían convivir con el ruido a lo largo del día”, comentó.
Tal solución “no sólo mejora la calidad de vida de la gente, sino que además permite minimizar el consumo de combustible y reducir la contaminación y la huella de carbono”, destacó.
Medeyros resaltó que la instalación de los equipos se realizó en un período de seis meses, durante el cual un 20% de la mano de obra contratada correspondió a habitantes de Cerros de Vera.
“Desde hace años participamos en proyectos energéticos desafiantes con la incorporación de tecnologías limpias en el país. En este caso nos enfrentamos al reto de incorporar tecnologías sin antecedentes en el país, llevando este proyecto a una realidad y aportando con éxito una solución de alta calidad”, afirmó Medeyros.








Artículo publicado en: La Red 21