martes, 11 de agosto de 2015

Opera en Uruguay la primera transportista de turismo especializada en discapacitados


Hauret y Reyes, pionera en traslados accesibles


Con dos camionetas traídas desde España, cada una con capacidad para hasta seis pasajeros en silla de ruedas, la empresa de transporte Hauret y Reyes comenzó a operar este año en un segmento de servicio hasta ahora inexplorado en Uruguay pese a los recurrentes discursos de desarrollo de la accesibilidad.
Hauret y Reyes “es la primer empresa de turismo en Uruguay que cuenta con vehículos adaptados con rampas hidráulicas para el ascenso y descenso de personas en silla de ruedas y con movilidad reducida; nos dedicamos al turismo adaptado accesible, hacemos todo tipo de traslados, city tours y transfers”.
Así describe Ruben Hauret a la empresa que montó tras regresar a Uruguay luego de vivir en Tenerife, islas Canarias. Desde allí se trajo las camionetas, que atravesaron un largo proceso para ser autorizadas a circular en Uruguay en las condiciones legales necesarias: reconocidas como vehículos para discapacitados y con chapa de transporte de turismo, que le permite trasladarse por todo el país.
El empresario que maneja la compañía de transportes y agencia de turismo afirmó a HOSTELTUR que el servicio que desarrolló en Montevideo es “el primero y único en su tipo” y que está teniendo demanda de agencias grandes. “Los operadores de a poco te van conociendo, te piden presupuesto para gente que viene del exterior”, señaló.
Para la próxima temporada de cruceros será una ventaja que podrán ofrecer los operadores receptivos ya que la empresa tiene los permisos para acceder al puerto de Montevideo.

               


La transportista emplea dos camionetas Mercedes Benz que aceptan distintas configuraciones: para seis sillas de ruedas y un acompañante; cuatro sillas y tres acompañantes; dos sillas y ocho acompañantes. No todos los modelos de vehículos de turismo sirven para el transporte accesible ya que se necesita que tengan asientos removibles.
Hauret relató a HOSTELTUR que comenzó con los trámites para trabajar en el segmento de transporte accesible en septiembre de 2013 y recién tuvo todo aprobado en febrero de 2015, luego de pasar por la UNASEV, la Intendencia de Montevideo, el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Turismo.
Según contó, en la Intendencia de Montevideo “no había nada escrito para el tema discapacidad y transporte”. De hecho, la intendenta Ana Olivera tuvo que aprobar un decreto que autorizaba las matrículas de turismo a los vehículos para discapacitados de Hauret, ya que esta categoría no existía.
¿Autorizaciones?: "mover cielo y tierra"
De acuerdo al empresario, tras una inversión “bastante importante” en los vehículos más el equipamiento fue necesario “mover cielo y tierra” en Uruguay para lograr conseguir todas las autorizaciones.
Hauret indicó que los vehículos existentes en Montevideo para transporte de personas en sillas de ruedas no tienen las características de seguridad y confort ni la capacidad de sus camionetas, y sólo hay tres taxis adaptados en la ciudad.
“En el aeropuerto hay una sola camioneta con capacidad para una silla de ruedas”, afirmó.
El transportista integra una comisión en UNIT (Instituto Uruguayo de Normas Técnicas) para desarrollar el tema accesibilidad en el transporte, tanto en taxis como en ómnibus, teniendo en cuenta el tema de los anclajes para silla de ruedas.
“En el turismo está todo para trabajar pero es un tema que no tiene difusión ni hay información de accesibilidad: el Ministerio de Turismo no tiene un registro de qué hoteles y restaurantes tienen rampa, habitaciones adaptadas, baños para discapacitados; se debería hacer un relevamiento”, indicó Hauret, que está haciendo sus propias consultas al respecto cada vez que visita un hotel o punto turístico.
Recientemente, la empresa Hauret y Reyes transportó a las delegaciones de Argentina y Brasil que participaron en el campeonato de fútbol en silla de ruedas en el Palacio Peñarol.
Una de las camionetas adaptadas con capacidad para seis pasajeros en sillas de ruedas.

Además, en Montevideo hacen traslados y paseos guiados con adultos mayores que viven en residenciales. “Hay gente mayor con problemas de traslado que, aunque no usen silla de ruedas, no pueden usar cualquier medio de transporte; en nuestras camionetas suben con la rampa en la plataforma”, apuntó.
Más allá de apuntar a explotar comercialmente un nicho de mercado, lo que Hauret desarrolla contribuye a dar soluciones a un problema histórico de falta de movilidad. “Cuando vine de Tenerife quedé shockeado por la falta de desarrollo del transporte inclusivo, por las exigencias y la falta de normativa”, afirmó.
Por ahora, indica, se propone capitalizar esta inversión “y una vez que esté más asentado el proyecto, la idea es incrementar la flota”.
Privados y Estado, reclamos cruzados
Hace pocos días, la ministra de Turismo Liliam Kechichian, “llamó al sector privado a avanzar en dirección a la accesibilidad del turismo de las personas con algún tipo de discapacidad” afirmando que “se trata de una modalidad muy rentable que genera fidelidad con el destino”.
De acuerdo a la información oficial, la cartera prevé incorporar destinos turísticos accesibles antes de finalizar el período y existen antecedentes exitosos en Atlántida y Colonia del Sacramento.
Desde el punto de vista de Hauret, más allá de los esfuerzos privados, la contraparte estatal está en deuda con elementos básicos: desde la propia reglamentación o falta de ella, los trámites para acceder a las autorizaciones y los estímulos a los emprendimientos, hasta la sistematización de información de los lugares accesibles y la infraestructura ya existente.
El Ministerio de Turismo procurará concretar, en el presente quinquenio, algunos destinos turísticos accesibles, adelantó el 30 de julio la titular de esa cartera, Liliam Kechichian, en la reunión que las autoridades mantuvieron con los directores departamentales del área.
“Las empresas deben mirar esta opción con otros ojos”, estableció la jerarca.  "Los turistas que eligen un lugar amigable —explicó— se transforman en clientes fieles, vienen acompañados, repiten la visita y eso está muy estudiado en varias partes del mundo". El empresario del transporte pionero en movilidad accesible reclama exactamente lo mismo al Estado.
Artículo publicado en: Hosteltur