domingo, 2 de agosto de 2015

Parque de Vacaciones UTE - ANTEL


LO TIENE TODO Y PARA TODOS



Quién no conoce o escuchó hablar de este lugar que tiene todas las opciones que alguien pueda imaginar: alojamiento, gastronomía, ecoturismo, cultura, entretenimiento, deportes y juegos, en el corazón de las Sierras de Minas. 
El Complejo


Un gigante en medio de las sierras

Con capacidad para 700 personas, el Parque de Vacaciones de UTE - ANTEL nació hace más de sesenta años como la Colonia de Vacaciones de los funcionarios de UTE, y con el paso del tiempo se ha convertido en todo un referente del turismo en Uruguay. 
Hoy puede ser disfrutado por cualquier persona, ya que está abierto para todo el público, tanto para alojarse como para ir a comer.
Hay habitaciones de todos los tipos y tamaños, equipadas con tv cable, calefacción y teléfono. Y por todos lados hay amplios espacios y livings con estufas a leña.



Mucha gente, pero un trato cercano y familiar 

Si bien el lugar es enorme y la cantidad de gente que se puede hospedar también, el trato tiene una dimensión personalizada y familiar. Los mozos y las mozas son muy sociables, y recuerdan detalles como si hay algún vegetariano en la mesa o los gustos de los más chicos. Es habitual que se festejen cumpleaños o aniversarios, eventos que son anunciados por la megafonía, provocando el aplauso de todos los presentes en los salones comedores.



Ecológico y sustentable

En sintonía con los principios de conservación del medio ambiente, en este complejo turístico se desarrolla una política ambiental que tiene como una de sus principales insignias a la potablización del agua, que se realiza en dos gigantescas UPAs (Unidades Potabilizadoras de Agua). 
Asimismo, se busca el menor impacto ambiental a través de la colección, tratamiento y disposición final de aguas residuales. 
El compromiso ambiental del Parque también incluye la sustitución parcial del uso de la energía eléctrica. Es así que el sistema de calentamiento de las piscinas climatizadas se hace mediante paneles solares de 90 metros cuadrados. Y otra forma alternativa de energía es la que provee un gigantesco molino de viento ubicado en una de las zonas más altas donde corre viento por todos lados. 
"Naturaleza y mano del hombre están unidas aquí. Que perduren, es nuestro compromiso" está grabado en una placa conmemorativa de los 50 años. Todo un ejemplo, digno de imitar.

Gastronomía


Qué bien se come en el Parque! 

Esta es una de las frases que más suele utilizar la gente cuando se habla de este lugar. Su fama en materia gastronómica ha trascendido a las distintas generaciones que continúan comprobando que efectivamente, se come muy bien … y mucho. El desayuno es con auto servicio, así como la entrada y ensaladas, lo cual es toda una tentación porque es difícil de dejar de comer cosas tan ricas y que están al alcance de la mano.



Los platos del Chef 

Ariel Martínez es el chef ejecutivo y responsable de mantener intacto este prestigio con una propuesta que se basa en la elaboración diaria y en la estacionalidad: se cocina con lo que hay en el mercado, y sobre todo, con la materia prima que se produce en el Parque. 
Este chef -que ha trabajado en lugares como el Hotel Conrad, Lo de Tere, Cipriani y el Barceló de Salto- vive la cocina como una pasión y un arte, y por eso, son varios los visitantes que lo van a saludar y felicitar. 
Su carta incluye delicias como la Lasagna triple de verdura, carne y pollo, Colita de Cuadril y Carré de Cerdo, además de una gran variedad de pastas (sorrentinos, tallarines de espinaca, canelones), y postres como Omelette Surprise (arrollado pio nono con helado, cubierto de merengue italiano). Por cierto, los helados también se elaboran allí en una máquina italiana, y hay de todos los gustos, incluso de gofio.



El secreto estará en la manteca? 

La panificación es un capítulo aparte en la oferta gastronómica. Desde el pan de la mesa hasta el pan dulce y el budín inglés, todo se hace allí. Y por supuesto, los alfajores Parquesitos, que son una verdadera perdición y es un pecado no comprar una cajita para llevarse. Son naturales, sin conservantes y con abundante dulce de leche. En Semana de Turismo se vendieron 2.200 cajas, y el resto del año venden unas 700 por semana. 
Una de las claves de la calidad de la pastelería es la manteca del Parque, que es como la mostaza de La Pasiva, el ingrediente mágico que todo el mundo quisiera tener en su casa.

Lugares y actividades


Para todos los gustos y edades 
Cada día hay no menos de 10 propuestas que se anuncian en monitores y en el sitio web. Torneos deportivos, de cartas y de preguntas y respuestas, cine, teatro, shows, baile y karaoke, están presentes en las carteleras diarias. Además de todo lo que se puede hacer en el ciber café, biblioteca, maquinitas, gimnasio, spa, sauna, autoservice y peluquería.



Éstas son sólo algunas de las muchas actividades que se pueden hacer: 

Las caminatas y cabalgatas: son una muy saludable forma de conocer el lugar descubriendo sus rincones, fauna y flora. 
El mirador panorámico: es un punto estratégico desde donde contemplar la increíble vista de las Sierras y “las puestas de sol reflexivas” en unas terrazas de piedra. 
Canchas deportivas: de tenis, frontón, fútbol, futbol 5, voley, basketbol, y hasta un mini golf con 6 hoyos. 
La Plaza Solar: que ofrece un lugar y un tiempo para disfrutar junto a un original reloj solar.




La Cascada Escondida: en medio de una exuberante vegetación que va formando túneles, surge un salto de agua entre las rocas. 
Avícola, huerta, vivero y vaquería: de ahí se obtiene materia prima de primera calidad y además se puede visitar. 
Los bailes: con discoteca y grupos que tocan en directo. 
Fiestas y celebraciones: navidad, año nuevo, reyes, carnaval, noche de la nostalgia y el aniversario del Parque, son algunas de las fechas que se festejan.



Fantásticas piscinas 

Uno de los lugares favoritos del público del Parque son las piscinas climatizadas, construidas con un techo de policarbonato que amplifica el calor y por donde se puede ver el sol durante todo el día. Además hay una estufa a leña, que en invierno es todo un placer tener ese fuego encendido. La temperatura del agua es de 37º, por lo que sumergirse en estas cálidas piletas implica tener un reparador y desestresante momento, en especial poniéndose bajo los chorros o la cascada. Para ir de la habitación a la piscina alquilan batas. 
La piscina abierta se habilita en verano, y por si fuera poco, hay una piscina natural en el Arroyo San Francisco, con trampolín y una balsa, que junto con el Parador Los Quinchos conforman un original balneario de río en un hermoso entorno ecológico.



Datos útiles

Ubicación: 
Departamento de Lavalleja. Ruta 12, Km 347.500, a 7 kilómetros de Minas. 

Cómo llegar: 
Hay ómnibus desde Minas. Averiguar los horarios llamando al Parque. En coche, al llegar a Minas, está muy bien señalizado el camino en la cartelería de las calles. 

Contacto: Teléfono: 4443 0000 www.parquedevacaciones.com.uy 

Cómo reservar: En la web del Parque hay formulario para reservas. Para la temporada alta y días especiales como vacaciones y feriados largos, hay que calcular que las reservas comienzan el primer día laboral con tres meses de anterioridad a dichas fechas.


UBICACIÓN


Artículo publicado en: Montevideo Portal