miércoles, 29 de enero de 2014

Dirección de Energía coordina proyectos que llevan al país hacia la soberanía energética

Proyecciones para 2014

Torres de alta tensión

El 2014 es un año bisagra para la Dirección Nacional de Energía, por "la cercanía con los objetivos para 2015 y la concreción de proyectos a los que se apostó en 2005". Su titular, Ramón Méndez, enumeró algunos de los objetivos a impulsar este año: construir condiciones para el gas natural, crear tecnologías ante un eventual hallazgo de petróleo y lanzamientos de proyectos de economía verde y de eficiencia energética.
Méndez, entrevistado por la Secretaría de Comunicación, señaló que, entre los proyectos para 2014, se comenzarán a "construir las condiciones para que efectivamente el gas natural penetre fuertemente en la matriz energética a partir de la planta regasificadora". Esto incluye un marco regulatorio nuevo, condiciones comerciales e instalación de nuevas infraestructuras para que "el gas no solo genere electricidad, sino que abarate costos y haga más limpios ciertos procesos industriales".

Generar condiciones para eventual explotación de petróleo o gas natural en el territorio
Dada la prospección que el país viene realizando en la búsqueda de petróleo y gas natural, el jerarca resaltó la necesidad de empezar a generar mecanismos para que esa explotación se haga de manera sustentable.

Se comenzarán a analizar las tecnologías existentes que sean adecuadas para un país "exigente ambientalmente, como Uruguay". Adelantó que se formarán instituciones específicas, como una agencia nacional de petróleo que también se ocupe del gas natural.

Asimismo, dijo que habrá que tener en cuenta la capacitación de recursos humanos y definir qué se hará con el petróleo eventualmente hallado, generando un fondo intergeneracional, como lo ha hecho Noruega, para que durante los años en los que se explote ese combustible no haya cambios negativos, “con explosiones de consumo”, y pueda potenciarse su uso a través de varias generaciones.

"Eso es algo que hay que construirlo y diseñarlo mucho antes de una eventual explotación”, dijo.

Proyecto de “economía verde”
Otro proyecto que comienza a estar operativo este año en Uruguay y se llevará adelante con el apoyo del Fondo Mundial de Medio Ambiente (GEF) comprende la identificación de todos los residuos que producen todas las cadenas agroindustriales y la aplicación de las mejores tecnologías para transformarlos en energía.

Se prevé que esta iniciativa supere los US$ 20 millones en inversiones y, para el 2014, el GEF le aportará al Uruguay unos US$ 4 millones.

Apunta a resolver varios problemas al mismo tiempo: minimizar el impacto ambiental y aumentar la soberanía energética del país, “transformando un pasivo ambiental en un activo energético”.

Trabajar con el sector de la demanda energética
En otro orden, Méndez resaltó que se debe ser más eficiente en el uso de la energía, sin importar si esta ese obtiene de manera adecuada y con buenos costos. “Tenemos la obligación y el mandato ético intergeneracional de utilizar la energía estrictamente necesaria”. En este sentido, adelantó que este año se lanzará el Plan Nacional de Eficiencia Energética.

Señaló que se activará el fideicomiso de eficiencia energética y que se realizarán dos talleres informativos relacionados con el consumo energético en el sector del transporte y el industrial.

Agregó que existe un importante margen para reducir los costos del país impulsando políticas de eficiencia energética, como la promoción del transporte colectivo de calidad y el cambio hacia los vehículos eléctricos e híbridos.

Continúa la promoción de planes dirigidos a todos los usuarios
El jerarca dijo que desde el Gobierno se promocionan diversos planes, informativos, de financiación, o de subsidios, para que la población adhiera al cambio cultural que se pretende lograr con el uso de nuevas energías. “Son cambios culturales que no se dan de la noche a la mañana”, dijo.

A modo de ejemplo, mencionó que hoy más del 70 % de las lámparas que se utilizan son de bajo consumo y de clase A (las más eficientes) y que la promoción del uso de calentadores de agua solares en reemplazo de los calefones eléctricos “viene muy bien”.

“Son decisiones que se toman en cada uno de los hogares o de las industrias; el Gobierno genera las condiciones”, puntualizó.
  • Articulo publicado en Presidencia. Uruguay.