martes, 28 de enero de 2014

Siete casillas de guardavidas destruidas por el temporal

CANELONES

Los trabajadores efectúan un “servicio de emergencia”, pero no alcanzan a controlar toda la playa



A raíz del temporal que se desarrolló el pasado jueves, siete casillas de guardavidas quedaron destruidas, por lo que el servicio de control de las playas se ve afectado en las zonas de Solymar, Neptunia, Pinamar, Salinas, Marindia y Sarandí.

“Estamos bastante complicados. El servicio de guardavidas está presente, pero el trabajo se dificulta”, dijo a El Observador el coordinador de la zona 2 Oeste de la Intendencia de Canelones, Sebastián Geymonat. 

Geymonat explicó que las casillas, a parte de brindar protección contra las inclemencias del tiempo, permiten que los guardavidas tengan una vista panorámica de toda la playa. Al no poder usarlas, el control no es total.

Además, si bien los trabajadores han creado carpas sobre los médanos, o permanecen bajo las estructuras rotas, no podrán quedarse en la playa cuando haya mal tiempo. 

El coordinador de la zona que va desde Neptunia hasta la playa Mansa de Atlántida aseguró que se está trabajando con un “sistema de emergencia”, en el que, a pesar de que haya guardavidas, se colocaron señalizaciones que indican lo contrario, para que la gente tenga mayor precaución a la hora de bañarse.  

Se estima que las casillas estén reparadas para la semana que viene.

Articulo publicado en El Observador