martes, 4 de febrero de 2014

“Panorama desolador” en Tres Islas tras la turbonada

La directora del Área Rural de la Intendencia de Cerro Largo, Mayra Nieto, dijo a El Observador que hay 120 personas seriamente afectadas por el temporal de este lunes



  Efectivos del Ejército preparaban este martes el desayuno para más de un centenar de personas que se quedaron sin techo, sin luz y sin agua. El relevamiento primario tras la turbonada de este lunes contabilizó 120 personas afectadas, entre ellas una gran cantidad de niños.
El temporal había quedado atrás, pero las primeras luces del día de este martes permitieron apreciar más claramente el desastre que dejó a su paso en una zona del departamento de Cerro Largo acostumbrada a ser duramente castigada por los vientos.
A 12 kilómetros del lugar, cuadrillas de la Dirección Nacional de Vialidad, del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, abren el paso en la ruta 7 para que las donaciones de alimentos y ropa puedan llegar a Tres Islas. Es que un monte de eucaliptus fue prácticamente arrasado por el viento y los árboles quedaron acostados sobre el pavimento, imposibilitando el tránsito.Este es el “panorama desolador” del lugar, tal como lo explicó este martes a El Observador la directora de Área Rural de la Intendencia Municipal de Cerro Largo, Mayra Nieto.
Todavía conmovida con lo visto en la noche de este lunes, Nieto explicó que 38 viviendas fueron afectadas por el temporal y que 15 de ellas sufrieron pérdidas totales y otras tantas están en peligro de derrumbe.
“Tres Islas es una localidad habitada por 280 personas y unas 120 se vieron seriamente afectadas por el temporal; entre ellas una cantidad importante de niños”, dijo Nieto, quien agregó que desde ayer los damnificados están ubicados en la escuela, la iglesia o la policlínica.
La jerarca, así como otras autoridades departamentales, incluido el intendente Sergio Botana, acudió al lugar ni bien fue notificada de la situación. Una vez en el lugar, se procedió a un relevamiento primario, en trabajo que se compartió con los funcionarios del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae).
Este martes, es momento de una segunda evaluación, en la que se contabilizarán las pérdidas materiales y se analizarán los pasos a seguir por la comuna.
“Ya se hizo la solicitud de materiales. La Intendencia y el Sinae hicieron el primer pedido, luego de atender la pronta respuesta que le corresponde al gobierno departamental”, aseguró Nieto.
Asimismo, indicó que este lunes se empezará a trabajar cuanto antes para restablecer los servicios de energía eléctrica y de agua potable. “La OSE está trabajando desde ayer suministrando agua y hoy (este lunes) se espera la llegada de un camión tanque”, agregó la directora de Área Rural.
La ganadería y la producción arrocera son las principales actividades de las que vive la localidad de Tres Islas. La tranquilidad habitual del lugar se ve afectada, a menudo, por las inclemencias del tiempo, especialmente por los vientos.
Nieto explicó que el lugar -junto a Ramón Trigo, Arbolito y Cerro de las Cuentas- está ubicado en uno de los dos “corredores de los vientos”. Por esa razón, las personas que viven allí están acostumbradas a las turbonadas pero, según la jerarca, nunca con la intensidad experimentada este lunes.





Artículo publicado en El Observador.