lunes, 3 de febrero de 2014

Santander anima con actividades y beneficios las vacaciones de sus clientes en el Este


Hasta el 28 de febrero, Santander propone a sus clientes Van Gogh, la banca preferencial de la entidad, a realizar una espectacular travesía por la aguas de la bahía de Punta del Este en un velero. Esta actividad forma parte de una serie de propuestas que lanzó el principal banco privado del país para vivir una gran temporada estival.

imagen descriptiva del contenido
Santander anima con actividades y beneficios las vacaciones de sus clientes en el Este
"Lo que buscamos es acompañar a nuestros clientes durante sus vacaciones, al igual que lo hacemos en el año. Por eso impulsamos diversas iniciativas en Punta del Este que combinan actividades al aire libre, el apoyo a las prácticas de vida saludables y la promoción del esparcimiento en general", comentó la gerente de Comunicación Corporativa y Marketing de la institución financiera, María Mónica del Campo.

El velero de Santander parte dos veces por día del puerto de Punta del Este, de mañana y de tarde, acercándose a la isla Gorriti. Los clientes Van Gogh interesados en participar del paseo pueden agendar día y hora a través de su ejecutivo de cuenta o visitando el Centro de Punta del Este, ubicado en Av. Roosevelt y Parada 11.

Por otra parte, desde finales de diciembre y durante todo enero, Santander acompañó a los deportistas con un stand en la rambla de la Península, donde profesores de educación física ofrecieron hidratación a quienes practicaban ejercicio en el paseo marítimo.

Acompañando el tiempo de vacaciones, Santander lanzó una aplicación para smartphones que permite a los usuarios mantenerse informados sobre los diversos eventos y actividades que se organizan en la principal ciudad balnearia. La app también recuerda los importantes descuentos a los que pueden acceder este verano en distintos comercios, como restaurantes, librerías, heladerías y cines, quienes poseen tarjetas de crédito y débito emitidas por la entidad bancaria.

Adicionalmente, en diferentes balnearios del Este se entregaron pelotas inflables y otros juegos para que los veraneantes disfruten aun más de sus vacaciones.
Articulo publicado en  El Espectador.