martes, 11 de febrero de 2014

UTE estima en US$ 50 millones ahorro por lluvias


SE DEBE A LA REDUCCIÓN DE LA GENERACIÓN TÉRMICA


Los buenos niveles de precipitaciones que se registraron en lo que va del año sobre la cuenca del Río Negro contribuyen a que los costos de UTE por generación térmica disminuyan, al aumentar la participación de la generación hidráulica sobre el total de la electricidad que se necesita producir para cubrir la demanda.

Foto: Ricardo Figueredo




En este sentido, fuentes de la empresa indicaron a El País que las lluvias caídas hasta el momento significan un ahorro que se estima en alrededor de US$ 50 millones.
En los dos primeros meses de 2014 el volumen acumulado de precipitaciones duplica la media histórica de los últimos 20 años.
"Arrancamos bastante bien desde principio de año. Estamos manteniendo esa situación. Hoy tenemos un fuerte abastecimiento de energía hidráulica y tenemos el parque térmico operativo, pero en algunos momentos incluso se prende para asistir a la región (por Argentina)", dijo ayer en conferencia de prensa el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla.
El jerarca agregó que si bien las represas de Palmar, Baygorria y Rincón del Bonete están en niveles altos, la situación es distinta en la represa de Salto Grande. Hasta ahora la mayor parte de las lluvias se concentró el sur del país y no hubo volúmenes similares en el norte del territorio y tampoco aguas arriba del Río Uruguay en el sur de Brasil. Para la semana próxima si no existen grandes alteraciones en las condiciones del clima, está previsto un caudal de 2800 metros cúbicos por segundo, lo que se considera de nivel medio a bajo. Como informara El País, pese al ahorro que se está generando, el ente aún no considera una rebaja de tarifas.
Por otra parte, la empresa estatal realizó ayer la firma de un convenio en el marco del plan "Luces para Aprender" que posibilitará el acceso a la energía eléctrica de origen solar fotovoltáico a 90 escuelas rurales. El proyecto prevé una inversión total de US$ 1,3 millones, de los cuales la empresa estatal aportará US$ 300.000 y el resto será cubierto por la fundación Elecnor y la Organización de Estados Americanos (OEA).
"Cuando terminemos este año no va a quedar escuela en Uruguay que no tenga las condiciones de desarrollo que necesitan los niños en este siglo XXI que es el siglo del conocimiento", afirmó Casaravilla. Elecnor ya instaló los equipos en 18 escuelas y en el resto se hará durante el año.
Articulo publicado en El País.