jueves, 10 de abril de 2014

Las Cárcavas Milenarias de Punta Rubia


Un paisaje moldeado por la naturaleza


Una formación geológica donde a lo largo de miles de años la naturaleza viene creando un singular paisaje, son estas milenarias cárcavas que se encuentran en Punta Rubia, a un kilómetro del conocido balneario rochense de La Pedrera.


Dos niños las "descubrieron" 


Joaquín y Juan Manuel -los hijos de Paula Schwedt, propietaria de la Posada Hostel La Casa de la Luna- salían a "explorar" y recorrían las Cárcavas contando historias a quienes les solicitaban que los guiaran por ese lugar sorprendente.


Paula sabía que estaba frente a algo importante y se puso a investigar buscando información y consultando a especialistas. El resultado fue mucho más de lo que esperaba: se trataba de cárcavas originadas hace unos 130 ó 140.000 años que, entre otras cosas, albergaban fósiles como vértebras de gliptodonte y todo tipo de objetos de la época en la que los indígenas habitaban lo que hoy es una franja costera.
Pero ¿qué es una cárcava?


En pocas palabras, una cárcava es una erosión natural que se da por un proceso como es el que se produce luego del congelamiento de los polos, cuando ocurre el deshielo, lo que provoca algo similar a un tsunami que rasga las zonas más sensibles de la tierra. 

Concretamente, estas cárcavas pertenecen a la formación Chuy, tienen pronunciadas barrancas y sectores muy erosionados.

Un sendero con mucho que ver


El recorrido por las Cárcavas tiene una duración aproximada de dos horas y se hace en caminatas junto con una guía de naturaleza, por un sendero diseñado en el que se pueden apreciar los diferentes paisajes, así como las especies del lugar.


A lo largo del sendero hay siete carteles que proporcionan información sobre geología, fauna y flora. Uno de los que más llama la atención es el que contiene dibujos de huellas de varios animales que viven allí (comadreja, tatú, mano pelada, guazú-birá, etc.), y que resulta sumamente útil a la hora de ir identificándolas durante el paseo. 

Casi al final se transita bajo espectaculares túneles formados por la abundante vegetación que termina en un bosquecito playero.


Un hostel en el medio de la naturaleza


La Posada-Hostel La Casa de la Luna es el punto de partida para recorrer las 
Cárcavas. Este alojamiento es anunciado como "un lugar 1000 estrellas" porque son innumerables las estrellas que pueden verse, en el marco de una tranquilidad total, a pesar de estar junto a un balneario que convoca gran número de visitantes. Incluso en pleno mes de enero, se puede disfrutar de la paz y los diferentes sonidos de la naturaleza.
Fundamentalmente, hay extranjeros de todas partes del mundo, y de países tan exóticos como Nueva Zelanda, Moldavia o Turquía. 
La gente conoce al hostel de las formas más diversas, como unos franceses que sacaron los datos de la Guía Lonely Planet, llegaron a La Pedrera y con su GPS aparecieron caminando por la playa.

Prohibido enamorarse




La magia del lugar ha inspirado innumerables historias de amor entre los viajeros que recalan en esta Posada. Una de las mejores la protagonizó una argentina que fue con dos amigas. Les dieron una habitación para cuatro y ellas pidieron que no les pusieran a otra persona, pero el sistema de los hostels implica compartir los cuartos. Al rato llegaron dos hawaianos con terrible onda, y la chica enseguida dijo "en nuestra habitación hay una cama libre". La argentina y el hawaiano tuvieron una linda historia en este fascinante entorno. De hecho, ese verano fueron tantas las historias que para evitar tristes despedidas, Paula colocó un cartel que decía "prohibido enamorarse".


Datos útiles
Ubicación
Departamento de Rocha, a un kilómetro de La Pedrera. Ruta 10, km.230, a cuatro cuadras de la Ruta.
Ómnibus: 
Cynsa-Nuñez, Rutas del Sol y Cot (que llega hasta La Pedrera).
Para recorrer el sendero:
Hay que llevar lo típico para paseos al aire libre (agua, sombrero, protector solar y calzado cómodo, ya que gran parte es sobre arena, pero otras sobre vegetación). Están muy buenos los bastones de trekking que allí prestan, son de gran ayuda, livianos, con punta de acero para todo tipo de terreno y también muy vistosos.

Posada Hostel La Casa de la Luna:
Teléfonos: 4470 28 57 / 094 60 22 71 / 094 469 300 
Disponen de servicio de transporte para traslado desde La Pedrera al Hostel para quienes hayan hecho reserva para hospedarse.

UBICACiÓN




Artículo publicado en Montevideo Portal