martes, 8 de abril de 2014

Uruguay, el país de moda por sus cambios sociales y económicos



Punta del Este

A poco más de tres meses de unas nuevas elecciones a la presidencia uruguaya, el actual gobierno de Uruguay hace balance de una situación actual del país con cifras positivas tanto en seguridad, ya que es el más seguro de Latinoamérica; en materia de reivindicaciones sociales, por la legalización del matrimonio homosexual; por su lucha contra el narcotráfico, ya que han regulado la venta de marihuana; en un nivel económico, y que el paro no llega al 6,5%; ha crecido el PIB en un 4,4% y las exportaciones han aumentado en un 5% en el primer trimestre de este año con respecto al mismo período de 2013-, y en calidad de vida.
Así lo reflejan instituciones globales como la OMT, la Organización Mundial del Turismo o medios de Comunicación como ‘The Economist’, entre otros.
Desde marzo de 2005, Uruguay ha realizado un conjunto de cambios significativos en varios aspectos del país, lo que unido a las particularidades de apertura, austeridad y franqueza del actual presidente Jose Mújica, han concentrado las miradas de un amplio espectro político, turístico y mediático a nivel mundial.
No obstante, Uruguay es el país de moda, ese ‘desconocido’ entre dos potencias como Argentina o Brasil que posee los más altos índices de calidad de vida, prestaciones sociales y seguridad ciudadana, y que cuenta con un turismo sólido y cada vez más abundante gracias a la fortaleza de su Marca País ‘Uruguay Natural’ y a sus puertos francos: Montevideo y Punta del Este.
Este 2014 ha empezado para el país igual que el anterior, o que desde hace ya 11 años, con crecidas en todos los sectores productivos. Así, ha crecido el PIB en un 4,4%, llegando a los 36,2 billones de euros –en 2004 este medidor estaba en poco más de 7,2 millones de euros-; ha bajado el nivel de pobreza y la indigencia se mantuvo en el 0,5% de la población; la exportación ha aumentado en el primer trimestre en más de un 5% con respecto al mismo período del año 2013; y el paro se mantiene entre el 6 y el 7%.
Cifras que corresponden con un país saneado, en constante crecimiento y excelente para la inversión extranjera y para instalar la residencia habitual.
Pero fue 2013 uno de los años más prolíficos para Uruguay en materia social, política y turística. El país latinoamericano ha sido considerado como el más seguro de la zona según el Instituto para la Economía y la Paz (IEP en sus siglas en inglés) situándolo en la 24ª posición de entre más de 160 países, y adelantando a Chile, Costa Rica o Panamá –España está en la decimosexta posición-.
La organización tuvo en cuenta para esta elección factores como el número de conflictos internos o internacionales, los niveles de militarización o las desigualdades sociales. Es en este punto donde Uruguay ha afianzado más su labor.
El gobierno de José Mujica ha visto también como el Banco Mundial consideraba a Uruguay el país con mayor índice de clase media en Latinoamérica, ya que un 63% de la población entra dentro de los parámetros de este perfil social.
‘The Economist’ ha denominado a Uruguay como el ‘Mejor país para vivir’ gracias a su conjunto de leyes que defienden los derechos individuales y sociales, la salud reproductiva, la calidad medioambiental, el matrimonio igualitario y el modo de vida del uruguayo medio.
Otro de los reconocimientos mundiales ha venido por parte de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que ha considerado a Uruguay como ‘caso de estudio turístico a seguir’ dado el crecimiento exponencial que ha sufrido el país en cuanto a visitantes en los últimos 10 años, consiguiendo un millón de turistas más que hace una década, una media de 240 cruceros al año y unos ingresos procedentes del turismo que se han cuadruplicado, pasando de 383 a casi 2.000 millones de euros.
Además, de acuerdo con la última edición de los índices de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Uruguay es el primer país de América Latina en ingresos per cápita y de distribución de riqueza más equilibrada. Mucho que ver en este dato tiene el afamado Plan Ceibal uruguayo, con el que se han repartido más de un millón de ordenadores portátiles a escolares, implementando a nivel nacional el programa ‘One laptop per child’.
Por otro lado, durante el mandato de José Mujica, Uruguay se ha consolidado como destino predilecto para el segmento MICE, como refleja el hecho de que la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA, por sus siglas en inglés) haya situado a Uruguay en noveno lugar dentro de la zona latinoamericana, un entorno que acoge ya el 10% de los congresos a nivel mundial. Unos números que se refrendan también con otro ranking que la ICCA que ubica al país charrúa en el puesto 44 dentro del contexto mundial de países y ciudades que pueden albergar y ser sede de eventos MICE. Montevideo escaló al puesto 51 desde el 76 que poseía en 2011.
Para finalizar, la importancia de la biodiversidad, de las energías renovables y de la calidad medioambiental son dos factores clave en la confección de la Marca País ‘Uruguay Natural’, como muestra que, gracias a los esfuerzos realizados, Uruguay pasará a ser el país con mayor porcentaje de energía eólica por ciudadano en 2016.
Esto es lo que el Gobierno estima, puesto que se llegará a cubrir el 30% de las necesidades energéticas del país –por encima del 20% de Dinamarca o el 14% de España– gracias a los nuevos proyectos eólicos que se están creando en zonas como Colonia del Sacramento, y en departamentos como los de Rocha o Maldonado, entre otros.


Punta del Diablo

Termas en Salto

La Paloma

Colonia del Sacramento

Cabo Polonio

Casapueblo

Montevideo

Fuente: Expreso
Artículo publicado en Destino Punta del Este