jueves, 27 de marzo de 2014

5 razones para enamorarse de Laguna Garzón



Laguna Garzón Lodge Hotel Flotante revolucionó el concepto de turismo en Uruguay con una propuesta acuática: todo el establecimiento está sobre la laguna y sus habitaciones están amarradas flotando sobre tanques. 
Abrió sus puertas el 28 de diciembre de 2011, y tuvo un excelente verano. Ahora de cara a una nueva temporada, está recibiendo la visita de muchos uruguayos que sucumben ante el encanto de dormir sobre el agua.



1. Flotando en una laguna
Si bien las habitaciones están amarradas, al estar flotando producen una especial sensación que definitivamente, no se tiene sobre tierra firme. La Laguna Garzón tiene 4.700 hectáreas y unos paisajes que se ven mejor desde sus propias aguas.



2. Un lugar ecológico
Visualmente el hotel apenas interfiere con el panorama, ya que tiene colores a tono y poca altura. En cuanto al cuidado del medio ambiente, se aplican tecnologías a fin de minimizar el impacto, porque el cuidado de la laguna es prioritario.



3. Alucinantes habitaciones 
De rústico estilo, pero con todo el confort, las 12 habitaciones son independientes y con vista total a la laguna. Cuentan con un deck, frigobar, aire acondicionado y wi-fi.



4. Una playa casi exclusiva
Una estrecha lengua de arena separa a la laguna del océano, frente al cual hay una extensa playa, de las abiertas y para hacer largas caminatas.



5. La vieja y querida balsa
Hasta que algún día hagan el puente, cruzar la Laguna Garzón en la balsa sigue teniendo un especial encanto, y es un paseo de por sí.



Artículo publicado en Montevideo Portal