sábado, 22 de marzo de 2014

Guía de espectáculos para el fin de semana


ACTIVIDADES


Una selección de la oferta de la cartelera

MÚSICA (guía de Alejandra Volpi)
Calle 13, el domingo en el Velódromo. 

Viernes 21
Gustavo Cordera, el compositor. El nuevo espectáculo de Gustavo Cordera y La Caravana Mágica se titula De Mi Caramelo a Soy Mi Soberano. En él repasa las canciones que compuso a lo largo de toda su carrera y en distintas etapas, incluida la de Bersuit, banda que abandonó abruptamente para recluirse en La Paloma y encarar otro proyecto. Sobre todo eso habló con El País en esta nota. El concierto es hoy a las 21 horas en La Trastienda Club y el precio de las entradas es de $ 450 y $ 650. El video de Soy mi soberano.
Samanta Navarro, ciclo ellaZ. En Sala Zitarrosa, a las 21 horas y con entradas a un precio único de $ 300, actuarán Samantha Navarro y la argentina Mariana Baraj. El ciclo ellaZ tiene continuación este mes, dedicado a la mujer, y seguirá mañana con Mónica Navarro que tiene nuevo disco para presentar, Calle sobre el cual habló para El País enesta nota. Baraj, que actuará esta noche, es música, cantante y percusionista; acompañó a Man Ray, Catupecu Machu, Liliana Herrero, Teresa Parodi y desarrolla una carrera solista que comenzó en 2001 con Lumbre.
No Te Va Gustar desenchufado. La banda hurga en sus canciones menos exploradas e interpretadas en vivo para ofrecer un concierto desenchufado. El público agotó las entradas para todas las funciones previstas en el Auditorio Adela Reta a precios que iban desde $ 300 hasta $ 700. NTVG viene de estrenar la película El verano siguiente, en el que rinde tributo a Marcel Curuchet y muestra cómo fue la grabación de El calor del pleno invierno

Sábado 22

La Hermana Menor en el cine. La banda presenta este sábado en La Trastienda Club el disco Todas las películas son de terror, un álbum que escapa a los rótulos incómodos pero que puede calificarse como más introspectivo que Todos estos cables rojos y más rockero que Canarios. La Hermana Menor acaba de estrenar el videoclip de No soy bueno, rodado y dirigido en Hong Kong por Santiago Svirsky, director del film Flacas vacasy de numerosos videos de artistas uruguayos. Es el primer sencillo que presenta el grupo desde Antonio 92. El video intercala imágenes de la ciudad china con textos elaborados para la ocasión, que se entrelazan con la letra y el monólogo interior de su protagonista. “No soy bueno” plantea lo extraño que se vuelve el entorno en una situación de incapacidad emocional. Es el cuarto disco de La Hermana Menor, un ícono dentro de la música alternativa local, liderada por Tüssi Dematteis. En 2008 ganó de forma inesperada conTodos estos cables rojos el premio Graffiti a Mejor disco de rock y Mejor disco del año. La banda se caracteriza por sus experimentaciones sonoras, dentro de un marcado eclecticismo genérico.

Domingo 23

Calle 13 en el Velódromo. El dúo puertorriqueño vuelve al Velódromo Municipal este domingo a partir de las 21 horas con entradas poco populares: hay un precio único a $ 1.095. El público podrá escuchar la prédica política de Calle 13 además de su último disco Multi_Viral. El grupo que ganó la friolera de 19 premios Grammy Latinos y 2 premios Grammy es uno de los íconos de la música urbana contemporánea. Días atrás Residente, el vocalista, destruyó con un bate de béisbol su automóvil Maserati y lo arrojó por un acantilado mientras grababa el videoclip Adentro, una declaración musical sobre el consumismo y la violencia. 
TEATRO (guía de Carlos Reyes)
Proyecto Felisberto. "Todo tiene este montaje para atrapar a los públicos más diversos, incluso gente que no habla español, y que por tanto no entiende lo que está sucediendo en esa casa extraña, donde el público tiene que elegir qué camino tomar. La obra, comandada por Mariana Percovich, se da en Periscopio (en Jackson 1083 y Durazno), no pudo ofrecer más estímulos al espectador. La dirección de arte de Paula Villalba llenó de vestuarios de época y detalles antiguos la casa donde cobraron vida fragmentos de relatos inspirados en la literatura felisbertiana. A eso se agregaron más sorpresas, desde animales embalsamados y en vitrinas, hasta una emisión de radio antigua que iba guiando al visitante". (De la nota original).
CINE (guía de Guillermo Zapiola y Gonzalo Palermo)
El lugar del hijo. La nueva película de Manolo Nieto (director de La perrera, 2006) se divide en dos grandes segmentos. El primero transcurre en la ciudad y el segundo en el interior del país. Ambos están conectados por el personaje, Ariel (Felipe Dieste) y por el difícil contexto social del Uruguay atravesado por la crisis de 2002. Al protagonista le avisan que su padre murió en Salto, por lo que debe dejar las huelgas estudiantiles en las que está tomando parte y viajar a enfrentarse al hecho fatal y, también, a los familiares y todo lo que su padre dejó. Entre otras cosas, hay un campo, una casa habitada por gente que él no conoce del todo y unas cuantas deudas. La segunda parte ofrece trazos de una muy buena fotografía (a cargo de Arauco Hernández) y explora el medio rural desde una perspectiva poco frecuentada por la cinematografía nacional. (Gonzalo Palermo).
Balada de un hombre común. El protagonista (Oscar Isaac) intenta sobrevivir como cantante folk en el gélido Nueva York de 1961, va de un lado a otro con su guitarra, duerme donde puede y tiene problemas con el gato de unos amigos. Greenwich Village no es para él, exactamente, el mejor lugar del mundo, y algún intento de ampliar su radio de acción tampoco resulta ser demasiado afortunado. El visible mérito de lo directores y guionistas Joel y Ethan Coen (Simplemente sangre, Educando a Arizona, Sin lugar para los débiles y tantas otras) es su sentido del tiempo y el lugar. Hay gusto y esmero en su descripción de ambientes, el mundillo de artistas y agentes, el oído infalible para incorporar la música como un elemento más de la acción. La narración se tambalea en su segunda mitad, pero sigue valiendo la labor actoral de Isaac, que no solamente actúa bien sino que también sabe cantar. Puede ser el papel de su vida. (Guillermo Zapiola)
12 años de esclavitud. Logrado relato sobre las penurias de Solomon Northop, un negro que, aunque nacido libre, es arrastrado nuevamente hacia la esclavitud en el sur de Estados Unidos. Buenas actuaciones, correcta dirección y un tema que aún hoy es relevante (se calcula que aproximadamente 20 millones de personas viven en condiciones de esclavitud en el presente). Pero McQueen está algo distanciado de la personalidad y el nervio narrativo que supo demostrar en películas anteriores, como Shame. En parte, porque hace de la exhibición de la violencia uno de los principales temas de la película y se balancea peligrosamente entre la impudicia y el afán de documentar lo más auténticamente posible una experiencia desgarradora y abrumadora.(Fabián Muro).
Artículo publicado en El País