jueves, 27 de marzo de 2014

Sierra de las Ánimas y Cañadón de los Espejos


AVENTURA Y PAISAJES



Hasta que hace 30 años se confirmó que el Cerro Catedral es el más alto del país, ese título lo ostentaba la Sierra de las Ánimas con sus 501 metros. En el predio privado donde se levanta esta Sierra hay dos recorridos: el ascenso hacia su cima y el Cañadón de los Espejos.


La forma de conocer los Pozos Azules
En Cañadón de los Espejos se pueden ver tres piscinas naturales que son parte de las ocho que conforman los legendarios Pozos Azules. Lamentablemente, quienes compraron el terreno donde están los Pozos no permiten el acceso a ellos, de modo que ahora la única forma de llegar a este paraíso natural es a través de la propuesta de la Sierra de las Ánimas.



Consideraciones previas
La entrada a este paseo es por la Ruta Interbalnearia, tras pasar una portera y hacer unos 600 metros por camino de balastro hasta la Cabaña de Registro, desde donde comienza el ascenso a la sierra.
Antes de subir, la encargada del lugar da una charla introductoria y todo tipo de consejos, así como pone en práctica ciertas medidas de seguridad que mucha gente considera invasivas. Suele revisar las mochilas para evitar que los visitantes suban con bebidas alcohólicas, botellas de vidrio, cuchillos o cigarrillos, ya que no se puede fumar en todo el predio.
Lejos de compartir este estilo de "recepción", el fin es justificable ya que lo que se persigue es la preservación de este fabuloso lugar. Lo mejor es pasar rápido ese momento introductorio y disfrutar de un paseo que realmente vale la pena.
Además, se hace un completo registro de cada persona, incluyendo su número de celular, para saber que todos los que subieron también bajaron. Los vehículos -de los cuales también piden los datos- se estacionan junto a la cabaña.



Subiendo la cuesta
La mayor parte del camino está bien definida por senderos que en buena medida están cubiertos por montes galería que forman una especie de túnel. En verano esto es como una bendición porque se transita bajo la sombra.
Lo que no está bien marcado es dónde hay doblar para ir hacia el Cañadón, o ir a la cima.
No es que sea de mucha dificultad el recorrido, pero es un poco largo para quien hace vida sedentaria. Pero con tiempo y caminando tranquilamente, se hace lo más bien.



Piscinas como espejos
Las piscinas que se pueden visitar se alimentan unas a otras formando cascadas de diversas alturas, y siempre su caudal va a depender de las lluvias caídas.
Están rodeadas de frondosa vegetación y muchas piedras, que son ideales para sentarse a contemplar el agua que cae, a la vez que descansar un poco.



Un paisaje para recordar
Llegar a la cima de la Sierra de las Ánimas, y por tanto al Mirador Nacional, es haber alcanzado uno de los objetivos del paseo, y también poder ver el maravilloso paisaje de la costa oeste de Maldonado.
Si bien desde distintos puntos antes de llegar a la cima hay muy buena vista, es aconsejable seguir hasta la cima y estar por arriba de todo.



Cuestión de tiempo
El tiempo estimado de recorrer ambos lugares (Cañadón y cumbre) en un mismo día es de unas 7 u 8 horas, quedándose un rato en cada uno de ellos.
Para quienes van en un plan tranquilo y no hacen ejercicio en forma regular, lo mejor es hacer en una oportunidad el Cañadón de los Espejos y otro día la cima. 



Más consejitos
Demás está decir que hay que llevar calzado cómodo, agua, comida liviana, bolsita para la basura, protector solar, sombrero, abrigo para el frío, y lo típico de lugares al aire libre donde hay que caminar.
Para tener todo clarito y detallado, se puede consultar la web del lugar:www.sierradelasanimas.com
Otra cosa a tener en cuenta, es que fuera de temporada conviene consultar si está abierto, básicamente por razones de clima e imprevistos. 



Un paseo para las cuatro estaciones
Primavera y otoño: son las estaciones ideales por la temperatura y suelen tener momentos de más lluvia que el verano, por lo que las cascadas tienen buen caudal para alimentar las piscinas.
Invierno: no es mal momento, ya que hay días lindos y caminando se entra en calor enseguida. También es momento de agua, y bueno para las cascadas.
Verano: aunque haga calor, y como parte del camino se hace entre monte galería, no hay tanta exposición al sol. Cuanto más temprano se suba, mejor porque el sol no calienta tanto.


Las ventajas de ir en grupo
El camino para llegar a las piscinas no está señalizado, y muchas veces no está muy marcada la senda. Más de un visitante no encuentra bien la bifurcación para doblar hacia el Cañadón o seguir a la cima, y son muchos los que sólo llegan a la primera piscina y no saben para dónde agarrar para ir a las siguientes.
A pesar que entregan un mapita, se simplifica mucho si se va con alguien que conoce bien los caminos y los mejores lugares para hacer las pausas, así como dónde es mejor comer. 
Además, siempre está bueno ir con otras personas que comparten el interés de descubrir nuevos lugares.



Datos útiles
Dónde:
Departamento de Maldonado, Ruta Interbalnearia km 86
S 34º46'45.1 - WO 55º20'51.1
Cómo llegar:
En los ómnibus que van a Punta del Este o a Rocha (no los que van a Piriápolis), hay que bajarse en la parada de Los Cardos, km 86 de Ruta Interbalnearia.





Artículo publicado en Montevideo Portal