lunes, 24 de marzo de 2014

“Soy capitán por ‘el Crucero del amor’”


EL COMANDANTE DEL “FAVOLOSA”



Recorriendo el crucero Costa Favolosa, que estuvo por estos días por Montevideo, nos encontramos con su capitán, el italiano Mássimo Pennisi, un hombre que logró la inspiración para llevar adelante su carrera en su “colega” del “Crucero del Amor”, el carismático Merril Stubing. A continuación, este “tano” nos narra parte de su vida surcando los mares.
¿Qué te influyó para llegar a ser capitán de un barco y, aun más, uno de estas dimensiones?
En mi familia no hay nadie que haya o esté trabajando en barcos. Cuando era chico veía una serie que se llamaba “El barco del Amor” (“el Crucero del Amor” en nuestro país) y ese navío tenía al capitán Merrill Stubing, que hablaba con los pasajeros y trabajando poco. Cuando era niño dije que era un trabajo maravilloso, por lo que empecé a estudiar para ser eso.
¿Sos de una ciudad con mar en Italia?
Sí, soy de Catania, en Sicilia, y ahí hay una escuela náutica donde enseñan la carrera de oficial y capitán para la mayoría de los italianos que quieran.
Entonces ¿ahí fueron naciendo las ganas de hacer esa carrera que gana bien y trabaja poco?
Estaba bromeando. La serie me gustaba y pienso que fue una de las motivaciones para que cuando tuviera que tomar la decisión de qué hacer con mi vida hiciera esto.
¿Dónde empezaste a trabajar?
Primero fue en varios barcos petroleros. Después tuve la oportunidad de entrar a trabajar en Costa Cruceros hace 15 años y ahí empezó mi carrera. Primero mucho en Europa, pero también por otras partes del mundo.
¿Y hace seis años que ya están navegando por estos lares?
Sí. Empecé con barcos más chicos, por Chile, Argentina, Uruguay, y hace dos años que ya estoy con barcos más grandes como este, el Favolosa.
¿Cómo es la relación con la gente acá en Uruguay, es mejor?
Nosotros que trabajamos en barcos tenemos tripulantes de más de 40 nacionalidades, y vivimos siempre con respeto. Respetando a la gente, la gente te respeta. Y con los pasajeros se da esa misma relación.
¿De dónde provienen los tripulantes?
Hay más de 40 nacionalidades. Al estar en Sudamérica, la mayoría son brasileños. Hay varios, no muchos de Uruguay, y el resto son asiáticos, Filipinas, Indonesia, de la India. También, por ser una compañía italiana, hay muchos de ese país.
Cuando se le acerca una persona a conversar, ¿qué le dice es lo más lindo de su barco?
El tamaño, porque es todo grande, muy cómodo. Y los interiores, porque cada lugar es diferente de otro. La mayoría de la gente se queda de boca abierta.
Pero ustedes no tienen solo servicios para personas “grandes”, que son la mayoría de las que usan los cruceros, sino para todas las edades
Tenemos servicios para los niños de 3 años, que los pueden dejar y los atendemos, y además para todo el resto de las edades. Y un SPA de los más grandes que hay en barcos.
¿Qué conocés de Uruguay, más allá del puerto?
Hace 6 temporadas que vengo a Uruguay. Conozco a Colonia, Punta del Este, Montevideo, y además tengo muchos amigos queridos que cuando puedo los visito. Me encanta su país.
“Encanto”
El Costa Favolosa fue puesto en servicio hace tres años. La embarcación tiene un peso de 114.500 toneladas, 290 metros de eslora, 60 metros de altura, 1.500 cabinas y una capacidad de 3.800 huéspedes y 1.050 tripulantes.
La temática del “Favolosa” es el “encanto”, es un “gran castillo”, y la gente que viene la idea es que viva una “fábula”.
FOTOS









Artículo publicado en La República