viernes, 14 de marzo de 2014

Cabo Polonio por Leonardo Ciro


FOTOGRÁFICAMENTE, UN LUGAR INAGOTABLE


Un fotógrafo profesional nos muestra parte de su trabajo en este encantador lugar de la costa oceánica, donde los vientos moldean permanentemente un paisaje que vale la pena fotografiar.


Perfil: Leonardo Ciro
Fotógrafo del Ministerio de Turismo y Deporte, y del Estudio Orrego. Está comenzando la tesis de fin de carrera de la Licenciatura en Fotografía, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de la República.
Fue al Cabo Polonio en 1989 y se enamoró del lugar. Desde 1997 va regularmente varias veces al año, y siempre con su cámara.


El peine de los vientos
Para Leo, el Polonio tiene “características únicas en la costa: es un lugar introducido en el mar, no hay luz eléctrica, y está rodeado de una naturaleza fascinante, donde los vientos están de forma permanente”.


El Faro: una presencia inevitable
“Si no estuviera el Faro, no sería exactamente el Polonio”, resume en forma contundente la importancia de esta elevada construcción. Junto con el Cerro de la Buena Vista, “son los dos puntos que permiten tener una visión de lo que es el Cabo Polonio en toda su amplitud”.


Fotos en las cuatro estaciones
Si bien el destino Cabo Polonio se suele asociar con verano y playa, lo cierto es que se puede ir a hacer fotos todo el año, porque “es un lugar inagotable fotográficamente”. Y Leo explica por qué en cada estación.


El Cabo en otoño
La transformación empieza a acentuar los cambios de una estación a otra, y el viento sopla más fuerte hasta el extremo del invierno.


El Cabo en invierno
Los vientos intensos generan movimientos y formas en la arena, a lo que se suma la lluvia, para dibujar paisajes cambiantes.


El Cabo en primavera
Es el momento de las flores silvestres, cuando todo está brotado y hay colores increíbles.


El Cabo en verano
Los atardeceres son más amplios, teniendo mucho más tiempo para fotografiarlos.


5 momentos mágicos
  • En el Polonio “nunca hay un día igual al otro debido a la impactante naturaleza”, no se cansa de repetir Leo, que señala cinco momentos imperdibles para tener a mano una cámara de fotos:
  • Entre fines de diciembre y principios de enero cuando el sol se oculta en el mar.
  • Hay unos días en febrero que la gente del Polonio se junta para ver la puesta del sol y la salida de la luna a la vez.
  • En las noches que se puede apreciar la Vía Láctea en su máxima expresión.
  • Las dunas con luna llena, que parecen totalmente un paisaje lunar.

·         Cuando se ven las noctilucas (esos bichitos de luz que viven en el mar).


Datos útiles
Fotógrafo: Leonardo Ciro
Fotos tomadas con: Nikon D300
Contacto: 
leonardociro@gmail.com 

Cabo Polonio: departamento de Rocha, Ruta 10, km 264.500.


Artículo publicado en Montevideo Portal.